Política

La Cámara de Senadores convirtió en ley el nuevo estatuto del peón rural

Con una manifestación de protesta frente al Congreso de la Nación, los legisladores votaron por amplia mayoría la aprobación de la inciativa. El único voto negativo fue del senador nacional por la provincia de La Rioja Carlos Menem. La sesión continúa con el tratamiento de leyes económica.

Miércoles 21 de Diciembre de 2011

La Cámara de Senadores de la Nación aprobó con amplia mayoría las modificaciones en el estatuto del peón rural y convirtió en ley la iniciativa impulsada por el gobierno nacional.

La nueva normativa fue el proyecto con que abrió la sesión de hoy. La premura para su tratamiento se orientó a que se levanate lo antes posible la manifestación frente a la legislatura en contra de la iniciativa. La protesta fue organizada por la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), que lidera el sindicalista antikirchnerista Gerónimo Venegas.

En lo sustancial, la iniciativa reemplaza el Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre) por otro denominado Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea). En lo político, es un fuerte golpe al gremio de Venegas, que perderá el control del organismo a manos del Estado.

Por 68 votos positivos y uno negativo de Carlos Menem, el Senado aprobó en general el proyecto de nuevo estatuto del peón rural que ya había recibido media sanción por parte de Cámara Baja la semana pasada.

La sesión comenzó pasadas las 10:30 con la discusión de esta iniciativa. Se prevé que continúe con el tratamiento de las leyes económicas, incluyendo el Presupuesto 2012 y la aprobación de los pliegos de militares.

El jueves, la sesión iniciará a las 14 con el debate de la ley que busca regular la fabricación y comercialización de papel para diarios e incluirá además el análisis del proyecto para limitar la venta de tierras a extranjeros. Por último, el mismo día, los senadores tratarán los pliegos de diplomáticos cuyos ascensos fueron propuestos por el Gobierno.

El objetivo del oficialismo es que todas las iniciativas sean tratadas esta semana, pero para ello necesita reunir dos tercios de los votos; de lo contrario, se deberá respetar el plazo de siete días previsto por el reglamento de la Cámara alta para debatir una iniciativa luego del dictamen.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario