Política

El príncipe Guillermo llega hoy a Malvinas y suma tensión al conflicto

El arribo de uno de los herederos al trono para cumplir tareas militares fue criticado por Argentina. Inglaterra mandó un navío de guerra que llegará a las islas para el 30º aniversario del conflicto bélico.

Jueves 02 de Febrero de 2012

El príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono en la monarquía británica, viaja a las islas Malvinas para cumplir un entrenamiento de seis semanas como piloto de helicópteros de búsqueda y rescate de la Real Fuerza Aérea (RAF).

La información fue transmitida un día después del anuncio del Ministerio de Defensa inglés de enviar un buque de guerra al archipiélago que llegaría en marzo, poco antes de conmemorarse el 30 aniversario del inicio de la guerra de 1982.

Guillermo viaja en un avión de la RAF y arribará hoy al aeropuerto malvinense de Monte Agradable después de 18 horas de vuelo y una escala en la isla de Ascensión.

La RAF anunció en noviembre último que la misión del príncipe, teniente de la fuerza, será "un despliegue de rutina" de seis semanas con otros pilotos de helicópteros Sea King.

Denuncia inglesa. Un diplomático británico, citado por el diario The Guardian, acusó a la Casa Rosada de "presionar a Chile" y otros países de la región para bloquear y suspender los vuelos que parten de Chile.

La eventual suspensión de la ruta aérea implica un "corte del enlace principal de las islas no sólo con América del Sur sino también con el resto del mundo, señaló el funcionario.

"Si el vuelo de Lan Chile se cancela, sería muy difícil resistirse a la tesis ya creíble de que hay un bloqueo económico a la población civil de las Malvinas", advirtió el funcionario, citado sin ser nombrado por el diario.

Luego especuló que si LAN se resiste a interrumpir ese servicio, Argentina prohibiría el uso de su espacio aéreo, lo que haría desaparecer el servicio.

Rechazo argentino. Anteayer la Casa Rosada, a través de un comunicado de la Cancillería, "lamentó" que el príncipe Guillermo arribe a las islas Malvinas "con el uniforme del conquistador" y "no con la sabiduría del estadista que trabaja al servicio de la paz y el diálogo", y expresó su rechazo al intento de "militarizar" el conflicto.

A la llegada del integrante de la realeza británica se suma el despliegue de una nave de guerra, el "HMS Dauntless", para reemplazar a la fragata "HMS Montrose" a fines de marzo.

El navío es un destructor de clase 45 que entró en servicio en 2010, transporta 48 misiles antiaéreos, puede llevar helicópteros de tipo Chinook y es similar a uno que remitió al golfo Pérsico en los últimos días.

Evitar el juego. El ex embajador argentino en Estados Unidos José Octavio Bordón ponderó ayer "la actitud del gobierno de no entrar en el juego verbal" que propone Gran Bretaña y cuestionó la decisión de Londres de enviar una nave de guerra.

Además, consideró necesario "no malvinizar en chiquito y no perder de vista que el modo como se resuelva este conflicto influirá en cómo serán la Argentina, Latinoamérica y el mundo en los próximos años".

"Haber mandado un barco de estas características en 1982, cuando Argentina tenía una dictadura militar que había estado al borde de la guerra con Chile, podría haber sido entendible desde los intereses de ellos. Además, nuestro país claramente no tiene una actitud de ofensiva militar", destacó.

Bordón señaló la buena relación que une a los países latinoamericanos y sostuvo que Gran Bretaña siente que "ha perdido peso en la región".

"La situación de Argentina con Chile y Brasil no es la de la dictadura. Hay un proceso de integración que es muy distinto a aquella época, donde teníamos hipótesis de conflicto con ambos. El jefe de la Cancillería británica tuvo que escuchar a su par brasileño decirle que no solamente respalda a la Argentina en Malvinas, sino también en las Georgias y en las Sandwich del Sur", recordó.

El ex candidato a presidente en 1995 también calificó de "insólitas" y "paradójicas" a las declaraciones del primer ministro británico, David Cameron, sobre que Argentina tenía actitudes colonialistas.

"Suena insólito y paradójico que se afirme esto desde un país que llegó a ser potencia mundial combinando una excepcional revolución industrial con el colonialismo", devolvió.

Aniversario.El 2 de abril próximo se cumplirá el 30 aniversario del inicio de la guerra entre Argentina y el Reino Unido, en la que murieron 649 soldados argentinos, 255 británicos y tres isleños. Ese conflicto duró 74 días y finalizó el 14 de junio con la rendición argentina.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario