Política

Cristina y Macri, todavía siguen sin acordar por el traspaso de mando

A una semana de la ceremonia. El presidente electo insistió ayer en que deberá ser en la Casa Rosada. Aníbal Fernández ratificó que los actos de traspaso de mando se realizarán en el Congreso..

Jueves 03 de Diciembre de 2015

A una semana de la ceremonia de asunción, el presidente electo, Mauricio Macri, y la mandataria Cristina Kirchner no llegaron todavía a un acuerdo por el traspaso de mando. En ese sentido, el líder de Cambiemos insistió ayer en que deberá ser en la Casa Rosada.
  “Estamos en esas conversaciones. Hasta ahora siento que no nos hemos podido entender, pero espero y confío en que la presidenta entenderá que la ceremonia marca la historia y la tenemos que recuperar”, subrayó Macri sobre si había llegado a un punto de encuentro con el gobierno por el traspaso.
  Macri ratificó la necesidad de retomar el protocolo anterior a Néstor Kirchner para la asunción presidencial, en el que el electo, tras prestar juramento en el Congreso, se traslada a la sede gubernamental (“a contramano por avenida de Mayo”) y es recibido por el mandatario saliente, que le entrega el bastón y la banda.
  “Nuestra posición es clara: esta ceremonia es un momento muy importante para nuestra democracia y tiene que retomar lo que era el protocolo histórico”, manifestó.
  En tanto, el gobierno nacional mantiene la posición contraria (no quiere a Macri y a Cristina juntos en la Casa Rosada) y el PRO blanqueó su temor de que la militancia kirchnerista abuchee al mandatario electo durante la ceremonia en la Cámara de Diputados.
  A su vez, el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, visitó la sede del Gobierno porteño (Parque Patricios). Según señalaron fuentes del PRO, expresó su buena voluntad para llegar a un acuerdo por la ceremonia de traspaso.
  Domínguez es quien hasta ese día tiene la potestad de repartir las invitaciones a la jura, por lo que contaría con la clave para evitar el ingreso masivo de militantes kirchneristas al recinto.
  El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ratificó —por su parte— que los actos de traspaso de mando no serán en la Casa Rosada sino en el Congreso. Y cuestionó que hacerlo de otro modo es un “capricho” del líder del PRO.
  “Hay una decisión tomada por la presidenta, que es presidenta hasta tanto y en cuanto transfiera el poder y haciendo las cosas como dice la Constitución Nacional”, enfatizó el ministro coordinador.
  Sin embargo, en esa interpretación hay diferencias con el PRO, que considera que a partir del 10 de diciembre próximo Macri ya será presidente y podrá decidir cómo será su ceremonia de asunción.
  El futuro titular provisional del Senado, Federico Pinedo, resaltó: “El presidente, a partir de las cero hora del 10 de diciembre, es Macri y va a decidir”.

Transición. En tanto, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, recibió ayer a su sucesor, Rogelio Frigerio, y se comprometió a “acompañarlo en todo lo que necesite”.
  Randazzo, también a cargo de Transporte, que en el gobierno de Macri tendrá rango ministerial propio (Guillermo Dietrich), recorrió junto a Frigerio la fábrica estatal de documentos y pasaportes, donde además mantuvieron una reunión de trabajo.

Dilma y Michelle.  Mauricio Macri mantendrá un encuentro con la mandataria chilena, Michelle Bachelet, mañana a la noche en Santiago, lo que se suma a la reunión del líder de Cambiemos con la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en la capital de ese país. Macri tiene previsto “llegar, a las 20.30, a Santiago para cenar con Bachelet” antes de volver a Buenos Aires.

Malcorra, prudente sobre el futuro de Venezuela

La futura canciller, Susana Malcorra, afirmó ayer que para la aplicación de la cláusula democrática plena contra Venezuela “hay que ver el resultado” de las elecciones del domingo próximo en ese país. Además, afirmó que eso “será parte del diálogo” con Brasil, rechaza la iniciativa del presidente electo, Mauricio Macri.
  Para Malcorra, “parte del diálogo que hay que tener con el gobierno de Brasil es evaluar cómo van a evolucionar las cosas en los últimos días”.
  “Hay que ver los resultados de las elecciones legislativas del domingo, cómo es la reacción y cómo se instaura una transición, si fuera el caso, de manera democrática”, destacó en alusión a los comicios venezolanos.
  “No escapa a nadie que el domingo son las elecciones y hay que ver cuales son los resultados, cómo se reacciona frente al resultado y cómo se instaura una transición, si fuera ese el caso, de manera democrática”, agregó.

Pinedo quedó en el segundo peldaño de la sucesión del jefe del Estado

El diputado nacional del PRO Federico Pinedo quedó firme ayer como futuro presidente provisional de la Cámara alta, luego de los tironeos con el radicalismo, y hoy jurará como senador junto a los electos en los comicios realizados el 25 de octubre pasado.
  La UCR impulsaba al pampeano Juan Carlos Marino para la titularidad provisional de la Cámara, pero finalmente cedió frente al avance del PRO, que logró imponer a Pinedo en el segundo peldaño en la línea de sucesión presidencial.
  La puja se terminó de definir en una reunión que mantuvo Marino con el operador radical Enrique Coti Nosiglia, padrino político del pampeano y hombre de diálogo con el presidente electo, Mauricio Macri.
  El radicalismo desistió de dar esa pelea porque consideró riesgoso enfrentarse con sus aliados macristas en estas instancias y ahora espera obtener la secretaría parlamentaria, aunque no hay ningún nombre definido todavía
  La confirmación de Pinedo se produjo un días antes de la jura de los senadores electos.
    Hasta ahora jefe del PRO en la Cámara baja, Pinedo reemplazará al santiagueño Gerardo Zamora como número dos en la línea sucesoria, detrás de la futura vicepresidenta, Gabriela Michetti.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario