Policiales

Vuelve a la Justicia federal una causa contra Ariel Cantero

La Cámara Federal de Casación de la Nación revocó una resolución que enviaba al fuero provincial la investigación de un secuestro extorsivo.

Domingo 23 de Septiembre de 2018

La investigación sobre un fallido secuestro extorsivo por el cual fue procesado Ariel "Guille" Cantero, acusado de haberlo orquestado desde la cárcel cuando estaba detenido en el penal de Piñero, volverá a la Justicia Federal. La Sala I de la Cámara Federal de Casación revocó un fallo de la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, que había ordenado que el delito volviera a ser investigado por la Justicia provincial. La resolución de los camaristas Diego Barroetaveña, Daniel Antonio Petrone y Ana María Figueroa declara competente al ámbito federal para que continúe la investigación. Así, ahora la Cámara de Apelaciones deberá resolver si deja firme el procesamiento contra el líder de Los Monos por ese delito ocurrido el año pasado.

El 9 de septiembre del año pasado un joven fue secuestrado en barrio Triángulo. El hecho fue reconstruido merced a escuchas en las que se captó a Ezequiel "Parásito" Fernández —luego asesinado este año en un triple crimen en Granadero Baigorria— le reporta a Guille las alternativas de la captura de la víctima, su traslado en un auto a un galpón y el desconcierto al comprobar que se habían equivocado de persona para pedir rescate.

Intención

A partir de una investigación de los fiscales federales Federico Reynares Solari, de Rosario, y Santiago Marquevich, de la Unidad Antisecuestros, era clara la intención de obtener rescate dado que los involucrados hablaban de plata fácil.

Para el juez Carlos Vera Barros, aunque no llegaron a exigir un rescate por la liberación, esa fue la intención que "mantuvieron hasta el final", por lo que procesó a Cantero por ordenar el secuestro.

Además de apelar el procesamiento de Cantero, sus abogados Carlos Edwards y Fausto Yrure plantearon que había que anular el procesamiento por considerar que el caso debe ser analizado en el ámbito provincial. El fundamento fue que la Justicia federal interviene cuando lo que se afecta es un interés general o público, como cuando está en juego la seguridad pública, y no un interés particular.

Ese planteo fue avalado en enero de este año por el camarista federal Edgardo Bello, quien consideró que del análisis de la causa surgió que el delito investigado fue cometido por este grupo en una sola ocasión y no consta que se lo hubiera denunciado a esta misma organización por otros episodios similares.

"No llega a advertirse que el único hecho investigado tuviera entidad suficiente para afectar la seguridad pública", argumentó Bello al revocar el procesamiento de Guille y ordenar que la investigación sea girada a la Justicia provincial.

Excepción

Pero el fallo de Bello también fue apelado, en este caso por el fiscal de Cámara Rubén Bichara. Así llegó a la consideración de la Cámara Federal de Casación Penal. Para los camaristas, el actual estado de la investigación —con una instrucción de nueve meses en el ámbito federal— y algunas de sus características aplican para que este caso se siga investigando en el "fuero federal de excepción".

Así, mientras la defensa no descarta proponer que la discusión siga hasta el ámbito de la Corte Suprema nacional, la Cámara Penal rosarina deberá resolver si queda o no firme el procesamiento dictado por Vera Barros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario