Policiales

Un policía persiguió y baleó a un auto en el que creyó que iban delincuentes

El efectivo fue desafectado. En el vehículo iban empleados de una empresa de servicios que iban a jugar al fútbol

Sábado 24 de Febrero de 2018

Un oficial de la Policía Bonaerense fue desafectado de la fuerza hoy tras perseguir y balear a un auto en la localidad bonaerense de Wilde, en el que creyó que iban delincuentes, pero los ocupantes del vehículo resultaron ser empleados de una empresa de servicios que iban a jugar al fútbol.
Según informaron fuentes policiales, se trata de un oficial, de quien no trascendió su identidad, pero que fue quien dio la voz de alto y luego disparó dos tiros contra el auto en el que iban los dos empleados de la empresa AySA hacia un encuentro de fútbol con amigos.
El hecho ocurrió este viernes por la tarde en la intersección de las calles Guamini y Lartigau, de Wilde, cuando el oficial ahora desafectado, dio la voz de alto policía ante los ocupantes del auto Honda modelo City, pero estos hicieron marcha atrás, lo que causó que el efectivo realizara los dos disparos contra el vehículo.
Según las fuentes, el oficial dio la voz de alto hacia las personas que iban en el Honda porque pensó que eran dos ladrones que habían robado un celular a unas pocas cuadras de distancia del lugar.
Sin embargo, cuando el policía disparó, los ocupantes del auto bajaron, filmaron el procedimiento que se llevó adelante, y los efectivos lograron comprobar que no se trataba de las personas que estaban buscando por el robo del celular, ya que la víctima del robo confirmó que no eran.
"No estamos en dictadura", se escucha decir en el video que circuló por las redes sociales a los tripulantes del Honda, mientras los policías les pedían que no registraran las imágenes con los celulares.
Según consta en el parte policial, un rato antes de que ocurriera el hecho, el efectivo desafectado junto a otro recorrían las calles y al llegar a Ortega y Las Flores desde la radio le informan que una persona había sido víctima de robo, ya que desde un auto de color gris con dos ocupantes le habían sustraido el celular.
Ante el alerta comenzó el seguimiento del vehículo, y se solicitó apoyo para la interceptación del mismo.
Cuando el móvil llegó a Guamini y Lartigau, se produjo el incidente que terminó con el auto baleado y el efectivo desafectado de la fuerza por decisión de Asuntos Internos.
La causa que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción NР2 de Avellaneda fue caratulada por el momento como "averiguación de ilícito".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario