Policiales

Tras la decisión de una jueza se produjo un nuevo incidente en el Irar

Fue anoche cuando tras una decisión de una jueza de Menores, quien ordenó que se retirara personal del Servicio Penitenciario de agunos pabellones. Por unas horas la dirección estuvo a cargo de un civil, segun dijo el ministro de Justicia provincial, Héctor Superti. Los internos intentaron quemar colchones, frazadas y ropas. La situación se normalizó cerca de la medianoche.

Martes 17 de Marzo de 2009

Rosario- Un nuevo incidente registrado anoche puso otra vez sobre el tapete al polémico Instituto de Rehabilitación del Adolescente Rosario (Irar), de Cullen y Saavedra, donde la semana pasada un interno de 17 años resultó agredido por sus pares. Esta vez, una jueza ordenó que fueran retirados de algunos pabellones personal del Servicio Penitenciario, decisión que se revirtió un par de horas después.

En declaraciones a Radio Dos, el ministro de Justicia provincial, Héctor Superti, señaló que "lo que pasó fue que una magistrada -la jueza de Menores María del Carmen Mussa- se constituyó en el marco de un hábeas corpus y luego de una inspección junto a un médico, de la cual no tenemos registro del resultado, ordenó el retiro del personal del Servicio Penitenciario de algunos pabellones lo cual de hecho significó dejar al Irar sin seguridad y encoméndandole la misma a un empleado civil de la dirección nuestra que ante el temor de que se desborde la situación llamó al subsecretario de Asuntos Penales, Juan Lewis, quien se constituyó en el lugar. Esto es muy grave porque se dejó al Irar y a sus internos sin seguridad. Por eso hicimos gestiones ante la misma jueza para que se revéa la medida".

"En el interín -abundó el funcionario- los internos se alteraron, hubo un principio de incendio. Vinieron los bomberos y la policía, puse esto en conocimiento del gobernador de la provincia quien me dio la orden de preservar la vida. A partir de esas gestiones la jueza mandó un oficio revocando la medida y pidió que tres penitenciarios fueran sustituidos de la guardia. Eso nos pareció razonable. Inmediatamente se retomó el control del penal. Recorrí el penal con un fotógrafo y con las autoridades pioliciales y penitenciarias que me acompañaban, el Irar estaba en perfecto orden al igual que el estado de limpieza. Allí se retomó la normalidad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario