Policiales

"Todas las partes de la Justicia están haciendo las cosas con la mejor buena voluntad"

La fiscal de Cámara, Cristina Rubiolo, se refirió al cruce entre la Justicia federal y la provincial respecto de los procedimientos realizados en la zona sur en viviendas de la familia Cantero.

Lunes 10 de Junio de 2013

Tras los allanamiento ordenados por el juez de Instrucción provincial, Juan Carlos Vienna, en viviendas vinculada a la banda Los Monos, la fiscal de Cámara N° 3 de Rosario, Cristina Rubiolo, destacó lo actuado hasta el momento, y puso paños fríos en el cruce de acusaciones entre la Justicia provincial y la federal respecto de la competencia de este caso.

"Todas las partes que están trabajando en esto, ya sean de un lado o del otro, lo están haciendo con la mejor buena voluntad y actuando convencidos de algo", expresó este mediodía Rubiolo a "Los días contados" de Canal 5.

La semana pasada el juez federal Marcelo Bailaque rechazó el pedido de nulidad elevado por el fiscal Juan Murray respecto de los actuado por Vienna. Murray sostenía que estos dos allanamientos efectuados por la policía en Caña de Ambar al 1800 y al 1900 —barrio 17 de Agosto— debían ser abordados por la Justicia Federal, ya que estaban vinculados al narcotráfico.

Vienna justificó, por su parte, que los procedimientos fueron ordenados en el marco de una causa iniciada por el asesinato de Martín Paz, cuñado del Pájaro Cantero, en 27 de Febrero y Entre Ríos, que habría derivado en una serie de homicidios ocurridos en la ciudad en los últimos meses. En las viviendas allanadas se secuestraron estupefacientes, balanzas y elementos de cortes de droga.

Respecto de la posición del fiscal federal, Rubiolo dijo que "seguramente Murray lo hace con sus fundamentos". Y agregó: "Está bien señalar que lo que tiene que ver con la persecución de delitos como el narcotráfico y criminalidad organizada, si bien esta establecida una competencia federal en cuando a estupefacientes, drogas y trata de personas, hay un cantidad de delitos conexos que generalmente se dan con estos otros delitos, como amenazas coactivas, homicidios, lesiones, abuso tenencia ilegal de armas".

Así, para Rubiolo "en todo este tipo de delitos de criminalidad compleja se empieza a por una punta. Quizás por una pequeña denuncia se empieza a desgranar un ovillo que después se hace una trama donde puede haber criminalidad organizada, que todos tenemos la obligación de combatir".

"Esto implica que tanto el poder ejecutivo, el legislativo, el judicial; y las autoridades provinciales, nacionales y municipales; tienen que abocarse a eso", concluyó Rubiolo.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario