Viernes 31 de

octubre de 2014

  • Ahora

    21 °C
  • SABADO

    Min. 14 °C Max. 20 °C

  • DOMINGO

    Min. 15 °C Max. 19 °C

Lunes, 27 de mayo de 2013  01:00 | Policiales

Asesinaron de seis balazos al Pájaro Cantero, líder de Los Monos

Testigos apuntan a Luis Orlando "El Pollo" Bassi como ideólogo del crimen, aunque la policía no tiene identificados autor ni móvil. Estaba en la puerta de un boliche cuando le dispararon desde un vehículo.

Absuelto. Claudio Ariel Cantero, de 29 años, en el juicio oral que se le hizo por el crimen de Walter Cáceres en 2011. (foto: Sebastián Suárez Meccia)

Claudio Ariel "Pájaro" Cantero, sindicado como uno de los líderes de la banda de Los Monos, fue asesinado a balazos ayer a la madrugada en la puerta de un boliche de Villa Gobernador Gálvez. En el violento incidente resultaron heridos dos muchachos que lo acompañaban.

Cantero estaba sindicado como líder de Los Monos, una red delictiva establecida en la zona sur de Rosario a la que se le atribuyen delitos relacionados con la venta de drogas, protección a terceros y últimamente incursiones en la usura. (ver página 31).

En la vereda. El ataque ocurrió pasadas las 5.30 cuando Cantero, de 29 años, estaba frente a Disco Infinity Night, un local ubicado en Colectora al 1600, paralela a avenida de Circunvalación y a unos ochenta metros de la avenida San Martín (tal como se llama en Villa Gobernador Gálvez la calle que es continuación de Ayacucho). Se trata de un boliche que antes se llamaba El Elegido y que fue reinaugurado en julio pasado con la actual denominación. En el frente, que consta de un amplio portón negro y una pequeña puerta contigua, hay una cámara de video.

En cuanto a quiénes perpetraron la ejecución, varias personas en la zona mencionaron como gestor intelectual del ataque a Luis Orlando "el Pollo" Bassi, dueño de una bailanta situada a cien metros del lugar del crimen.

Al respecto, las fuentes policiales consultadas fueron cautas. "Sabemos que hay un conflicto y que esta persona está mencionada, pero es prematuro efectuar imputaciones. Además se manejan otras hipótesis respecto a la motivación del crimen", señalaron.

En este marco, quienes hablaron con este diario se preguntaban cómo fue que el Pájaro acudió a un boliche al que suele concurrir gente calificada como "enemigos" de Cantero.

Precisión. Al parecer, según comentó una fuente consultada por este diario, el atentado fue planificado con precisión y quienes lo cometieron monitorearon los movimientos de Cantero antes de ejecutarlo. A la hora en la que se perpetró el crimen la discoteca estaba atentada de gente y también había varias personas en la vereda, entre ellas el Pájaro y dos jóvenes que lo acompañaban: Lisandro Mena, de 19 años, y Jesús Gorosito, de 18. Asimismo, había cuatro policías uniformados que custodiaban el boliche.

Tras desatarse la infernal balacera Cantero fue alcanzado por al menos seis balazos disparados con una pistola calibre nueve milímetros y, al parecer, desde una Ford Ecosport negra. Lo llevaron al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) pero murió en el camino. Los proyectiles le perforaron la nariz, la oreja y el pómulo, el hombro derecho y la región inguinal.

Por su parte, Mena recibió un balazo en la pierna y otro proyectil le atravesó el cuello. Quedó internado en estado grave en el Heca. Gorosito recibió el impacto de esquirlas por las cuales fue atendido en el Hospital Roque Sáenz Peña y luego dado de alta.

Horas antes. Un vocero policial detalló —a partir del testimonio de Mena— el itinerario de Cantero antes de que lo asesinaran. Así, la noche del sábado el "Pájaro" había estado con Mena y Gorosito en el Complejo Yamper, una discoteca de Ovidio Lagos al 4500. Y luego de pasar algunas horas allí, los tres se dirigieron a Infinity en un Peugeot negro conducido por Cantero.

Según esta versión, Cantero y sus acompañantes estaban en la puerta del boliche cuando una tremenda balacera lo estremeció. En ese momento, el Pájaro se había alejado unos metros para orinar. Uno de los proyectiles atravesó una de las piernas de Mena. Este joven se derrumbó y no pudo distinguir, según dijo, de dónde provenía el ataque. Otro tiro le atravesó el mentón derecho y le perforó el pómulo.

Ataque. Según uno de los voceros consultados, el suceso tuvo ribetes cinematográficos. Los atacantes se comunicaban a través de handies y estaban acompañados por algunas chicas a pocos metros de la disco Infinity esperando el momento oportuno para concretar el ataque. Se movilizaban en dos autos y una moto y, al parecer, realizaron maniobras distractivas con los vehículos para dar en el blanco.

"Primero pasaron con los autos por el boliche y después retrocedieron. En ese momento apareció la moto y le tiraron al Pájaro", explicó. La balacera, según esta persona, fue infernal. Más de diez balazos resonaron frente a la discoteca.

Con relación a cómo ocurrió el hecho una fuente policial contó que Cantero fue baleado, al parecer, desde una Ford Ecosport negra que pasó frente a la discoteca. Tras la balacera, el Pájaro se desplomó a unos 30 metros del boliche. "El acompañante del conductor sacó un arma y le disparó a quemarropa a los tres muchachos", explicó el vocero consultado. En la escena del crimen los pesquisas encontraron unas diez vainas servidas calibre nueve milímetros.

Los restos del "Pájaro" fueron velados en la casa de su padre, en Caña de Ambar al 1500, y sepultados a las 16 de ayer.

certifica.com