Policiales

Tendrá que pasar más de 5 años preso por balear a dos vecinos de su barrio

Cinco años y seis meses deberá pasar en prisión Ernesto Gabriel Olguín, un muchacho de barrio Las Flores, tras haber sido reconocido como autor penalmente responsable de dos delitos a mano armada contra vecinos del barrio en poco más de un mes.

Jueves 25 de Octubre de 2018

Cinco años y seis meses deberá pasar en prisión Ernesto Gabriel Olguín, un muchacho de barrio Las Flores, tras haber sido reconocido como autor penalmente responsable de dos delitos a mano armada contra vecinos del barrio en poco más de un mes. Uno, el ataque a balazos contra otro joven a quien le disparó en un ojo y lo dejó tuerto. Y otro, por haber atacado a otro muchacho a quien amenazó y al que le ocupó la vivienda en la que residía. Olguín, de 20 años, fue condenado por tentativa de homicidio agravada por el uso de arma de fuego, portación de arma de fuego sin autorización, amenazas coactivas calificadas por el uso de arma de fuego, portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal, lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego, violación de domicilio. El contexto en el que se produjeron los ataques son viejas rivalidades entre vecinos que llevan al menos dos generaciones.

Una vieja historia

Ernesto Gabriel Olguín tiene 20 años y está preso desde el 23 de julio de 2017. Ese día había arremetió contra José O. en Cala al 7300, en barrio Las Flores, al que había atacado a balazos con un revolver Colt 38 Special tras ingresar a su domicilio. La víctima resultó herida pero no de gravedad.

Por ese hecho Olguín fue imputado como autor de amenazas coactivas calificadas por el uso de arma de fuego, portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal, lesiones leves agravadas por el uso de arma de fuego y violación de domicilio.

Treinta y seis días antes de caer preso, el domingo 18 de junio, había sorprendido a Pablo B. en inmediaciones del Centro de Salud de Guardia Morada y Estrella Federal a quien le disparó en el rostro. La víctima no vive en el barrio. Fue a Las Flores a visitar a sus padres ya que ese domingo se celebraba el Día del Padre y el cumpleaños de su madre. Tras el almuerzo Pablo le pidió prestada la moto a su hermano y con su concubina y uno de sus dos hijos salió a comprar una torta. Así fue que en la esquina antes mencionada se cruzó con Olguín quien iba a caballo.

Testigos indicaron que Olguín primero lo hostigó con el caballo. Pablo no se amilanó y lo invitó a pelear a las trompadas. Entonces Olguín sacó una pistola y le disparó al rostro.

Pablo B. y Ernesto Olguín se conocían de pequeños y hasta habían compartido tiempo de crianza. Con el tiempo Pablo se fue del barrio. Olguín lo puso entre ceja y ceja cuando estimó que había entablado amistad con los Oviedo, afincados sobre calle Jazmín, y enemigos de su familia. Ese parece haber sido el motivo de la agresión.

Pablo recibió una herida de bala en uno de sus ojos y perdió completamente la visión del mismo. Por ese hecho Ernesto Olguín fue acusado como autor del delito de tentativa de homicidio agravada por el uso de arma de fuego y portación de arma de fuego sin la debida autorización legal.

En Piñero

Con esos dos expedientes judiciales abiertos, la defensa de Olguín solicitó a la fiscal Georgina Pairola la apertura de un proceso abreviado, pacto entre las partes en el que el imputado se hace responsable de los delitos que se le imputan y se acuerda un monto de pena que debe ser homologado por un juez de garantías. El abreviado es una herramienta alternativa al juicio oral y público que acorta los plazos procesales para ahorrar recursos.

Tras varias reuniones entre la defensa y la Fiscalía se acordó una pena de 5 años y 6 meses que el martes fue sometida a la valoración del juez Juan Andrés Donnola, quien homologó el acuerdo de partes y dispuso que Olguín continúe preso en la cárcel de Piñero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});