Policiales

Siete policías separados por cobrarle a un preso y dejarlo salir del calabozo

La investigación que permitió corroborar que cobraban dinero a cambio de salidas esporádicas.

Sábado 03 de Marzo de 2018

Siete policías bonaerenses que prestaban servicios en la Estación Comunal de la ciudad de Balcarce fueron pasados a disponibilidad luego de una investigación que permitió corroborar que cobraban dinero a cambio de dejar salir por algunas horas a presos alojados en ese establecimiento situado a 65 kilómetros de Mar del Plata.

La investigación comenzó cuando personal de Asuntos Internos de la policía bonaerense recibió una denuncia en la cual se informaba que Federico Sasso, un muchacho que cumple prisión preventiva por haber atropellado y matado a Lucía Bernaola, de 14 años, realizaba salidas esporádicamente de la seccional sin autorización judicial.

La denuncia la realizó Verónica Borelli, la madre de la víctima, quien alegó que Sasso (imputado de homicidio doloso y abandono de persona), salía del calabozo e incumplía lo ordenado por la Justicia. A tal punto que el muchacho no compartía el menú con los demás detenidos y disfrutaba del tiempo jugando a la Play Station en un departamento del primer piso del edificio que le prestaba el comisario. Como si eso no fuera poco, cuando quería, salía a dar una vuelta por el barrio donde se erige la comisaría.

Dagas y falta de registros

Además, los investigadores corroboraron que dentro de las celdas había elementos de corte, dagas y cuchillos y que había dos presos que no estaban registrados en los libros de guardia, hecho que agravó aún más la situación de los policías involucrados.

Producto de la investigación y sus resultados la Auditoría General de Asuntos Internos desafectó a los comisarios Juan Matías Ortelli y Carlos Alberto Córdoba, al subcomisario Jorge Daniel Coronel, a los oficiales inspectores Guillermo Adrián Manuel y Cristian Omar Lalli, a la oficial subayudante María Laura Coronel y a la oficial Giannina Daiana Maresca.

"Es un tema administrativo, no hay que darle mayor trascendencia", explicó una alta fuente policial que además agregó: "Por un tiempo estarán apartados mientras se investiga. Es algo administrativo, nada más", expresó, marcando siempre el concepto "administrativo" de la investigación, y no penal o delictivo como pareciera ser una denuncia por dejar salir presos del calabozo por dinero. En ese marco, se supo que el fiscal Fernando Berlingeri estaría a punto de cerrar la instrucción penal de la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario