Policiales

Reclamo de familiares de un joven que al parecer se suicidó en la comisaría 21ª

La causa de la muerte de Sebastián Rodríguez ocurrida el 9 de abril pasado en la comisaría 21ª sigue siendo un misterio para su familia. Por eso ayer a la tarde se convocaron en la puerta de la seccional de Arijón al 2300 familiares y allegados directos del joven para reclamar justicia y lograr que Fiscalía les diga qué sucedió a las 18 de aquel día cuando el joven de 23 años apareció colgado con una frazada o con un buzo en la celda donde estaba.

Lunes 10 de Junio de 2019

La causa de la muerte de Sebastián Rodríguez ocurrida el 9 de abril pasado en la comisaría 21ª sigue siendo un misterio para su familia. Por eso ayer a la tarde se convocaron en la puerta de la seccional de Arijón al 2300 familiares y allegados directos del joven para reclamar justicia y lograr que Fiscalía les diga qué sucedió a las 18 de aquel día cuando el joven de 23 años apareció colgado con una frazada o con un buzo en la celda donde estaba.

Allí la madre de Sebastián, Janina, dijo que pidió "ayuda a la policía para concretar una orden de internación que había tramitado con un juez" y reveló que su hijo "había estado en el Hospital Agudo Avila por problemas de adicción pero jamás fue un chico agresivo". Por eso, para sus familiares, en la seccional a Sebastián "no lo cuidaron".

"Por miedo"

Sebastián tenía graves problemas de adicción y por eso la familia lo llevaba a tratarse en el Agudo Avila.

"Ese día él gritaba mucho y por miedo llamamos a la policía para que lo llevaran al hospital. Lo llevaron a la 21ª y lo acompañamos, pero no me dejaron permanecer con él. Mientras yo estaba sentada en la oficina del sumariante comenzaron a circular muchos policías hasta que llegó una ambulancia del Sies. Yo pensé que era para llevarlo al hospital, pero me dijeron que estaba muerto", contó ayer Janina en la puerta de la seccional mientras sostenía una bandera y una antorcha para recordar a su hijo.

La hipótesis oficial es que Sebastián se quitó la vida, pero la familia aún no sabe cómo. Los efectivos asignados lo encontraron en la celda y al parecer se había ahorcado.

La fiscal que tomó la causa, Valeria Piazza Iglesias, ordenó las pericias y el examen forense se realizó bajo el protocolo de Minnesota que corresponde cuando una persona muere en custodia de una fuerza de seguridad.

Luego la causa pasó a manos del fiscal Donato Trotta, "pero este fiscal pidió licencia luego del caso de Paula Perassi y ahora está todo parado", dijeron los familiares de Sebastián.

Janina y los suyos recorrieron oficinas judiciales y policiales pero nadie les dijo cómo murió Sebastián.

La familia tenía lista la orden de internación en caso de que atravesara una crisis subjetiva, que fue lo que le sucedió mientras estaba en calidad de "paciente ambulante".

"No lo cuidaron"

"La policía no le dio importancia a la orden. No sólo lo descuidaron en el hospital, donde nos dijeron que no hacía falta que estuviera internado, sino que también lo dejaron solo en la comisaría. No lo custodiaron", dijo Nastassia, la novia del muchacho, y recordó que Sebastián "ya había tenido un intento de suicidio".

"Tuve que esperar horas —agregó Janina— para que me dijeran si estaba muerto. Es más, todavía no nos entregaron sus pertenencias. Venimos a pedir justicia y que se aclare esto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario