Ataque mafioso

Rafael Gutiérrez pidió "hablar menos y hacer más" para dar con los autores de las balaceras

El presidente de la Corte Suprema de Santa Fe se refirió a los ataques contra viviendas en distintos barrios de la ciudad. Dijo que "pasaron dos meses desde los primeros ataques y no hubo ningún resultado en la investigación"

Lunes 06 de Agosto de 2018

El titular de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Rafael Gutiérrez, se refirió a saga de ataques a balazos contra viviendas y contra el Centro de Justicia Penal de Rosario, y pidió "hablar menos y actuar más".
"Lamentablemente ya pasaron dos meses desde los primeros ataques y no hubo ningún resultado en la investigación", se quejó Gutiérrez, en contacto con "Procopio 830" de La Ocho.
Ayer el gobernador Miguel Lifschitz advirtió que con los ataques "está en juego la institucionalidad". Al respecto, Gutiérrez sostuvo que "para asegurar la institucionalidad lo que hay que hacer es inteligencia y prevención para encontrar a los culpables materiales e intelectuales".
"Hay que hablar menos y hacer más, porque desde el Ministerio de Seguridad por ahí hacen algunas declaraciones que a veces no son muy prudentes", apuntó Gutiérrez.

Embed

"Esto está manejado por la mafia que intenta crear alguna inseguridad o temor en el Poder Judicial", aseguró el magistrado, y pidió que la provincia "que se salga a hacer prevención e inteligencia para poder luchar contra esto con seguridad en los edificios como corresponde, e inteligencia para conseguir información y llegar a los responsables materiales e intelectuales"

balacerasINFO.jpg

Atentados. Los atentados contra el Centro de Justicia Penal (Sarmiento 2850) y el edificio Copacabana de Libertad 370 ocurridos la semana pasada se sumaron a la seguidilla de intimidaciones similares contra viviendas relacionadas a los jueces Ismael Manfrín, Juan Carlos Vienna, Marisol Usandizaga y policías de las División Judiciales. Todos tuvieron algún contacto con la pesquisa o el proceso judicial que terminó con condenas de hasta 37 años contra líderes de Los Monos.
En ninguno de los sitios baleados vive actualmente ninguno de esos funcionarios, por lo cual las víctimas inmediatas fueron familiares suyos o simplemente gente que adquirió esas propiedades, en algunos casos hace décadas.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario