Policiales

Prisión preventiva por 60 días para el falso contador que estafó a comerciantes

Edgardo José Daniel R., de 55 años, fue imputado hoy por haber desempeñado funciones como contador simulando poseer el título correspondiente y estafar a varios comerciantes por unos tres millones de pesos

Viernes 03 de Noviembre de 2017

La Justicia dictaminó hoy la prisión preventiva efectiva por el término de 60 días para el falso contador que estafó a pòr lo menos 54 comerciantes y a la Administración Provincial de Impuestos (API) por un monto que está calculado en más de 3 millones de pesos.

Por esa razón, Edgardo José Daniel R. de 55 años, fue imputado hoy "por los delitos de usurpación de títulos y honores, falsificación material de documento privado, estafa y simulación dolosa de pago agravados por el ánimo de lucro y abuso en el desempeño de una profesión o actividad cuyo ejercicio dependa de una autorización, licencia o habilitación del poder público, figuras que concurren idealmente entre sí, y que a su vez configuran a todos los hechos en concurso real, en grado consumado y en carácter de autor".

La jueza de Primera Instancia Mónica Lamperti hizo lugar a la imputación presentada por la fiscal Valeria Haurigot, de la Unidad de Investigación y Juicio, en la que se lo acusa de haber desempeñado funciones como contador público nacional simulando poseer el título correspondiente, prestando servicios y defraudando a por lo menos 54 comerciantes y pequeños empresarios de la ciudad; a la vez que simuló dolosamente pagos de obligaciones tributarias provinciales de terceros.

De manera mensual, en el falso carácter de Contador Público, el imputado llevaba la contabilidad de dichos clientes, determinaba y liquidaba los tributos que debían abonar por la actividad propia de su giro comercial.

Leer más: Cayó un falso contador que estafó a más de 50 comerciantes por unos tres millones de pesos

El acusado, entre otras cosas, cobraba a cuenta de los pagos que tenía que efectuar por el impuesto a los Ingresos Brutos que debía abonar a la Administración Provincial de Impuestos (API), pero que finalmente no hacía, y luego simulaba mediante registraciones falsas en las declaraciones juradas ante la API el pago total del impuesto.

Dichas registraciones declaraban que cada uno de los contribuyentes eran sujetos pasivos de retenciones/percepciones por un mismo Agente de Retención (LIDERMA S.A.), en la misma fecha y por un monto idéntico al impuesto determinado a ingresar -según el monto imponible declarado- por lo que compensaban el impuesto determinado con esas percepciones/retenciones y también a través de deducciones por pago del D.RE.I (Derecho de Registro e Inspección).

Por lo tanto, durante los períodos fiscales el falso contador no ingresó suma alguna en efectivo, por lo que se quedaba para su provecho con el dinero que le pagaban para cancelar las obligaciones tributarias, mientras que mediante esa maniobra fraudulenta sus clientes quedaban con saldo cero de deuda.

Durante la investigación llevada adelante por la Unidad de Investigación y Juicio se efectuaron diversas medidas y se relevaron aproximadamente 2000 declaraciones juradas falsas presentadas por el imputado, quien ayer fue detenido por el Personal de Investigaciones (PDI) en la zona de Castellanos al 500 de Rosario, en el marco de un allanamiento a un estudio jurídico contable.




¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario