Policiales

Murió Patricio Gorosito, en prisión domiciliaria por tráfico de cocaína

Lo condenaron en Chaco a 19 años en 2015. En Rosario tuvo desde 2010 una causa por idéntico delito sin resolución. Lo indagaron recién en 2017.

Lunes 13 de Agosto de 2018

Patricio Daniel Gorosito murió ayer a los 68 años en Arroyo Seco, donde cumplía prisión domiciliaria tras haber sido condenado a 19 años de prisión por el envío de una tonelada de cocaína a Europa en 2012, en el marco de la causa conocida como "Carbón blanco". El fundador del Club Real Arroyo Seco, donde hoy entrenan los planteles superiores de Rosario Central, terminó su vida con esa sanción impuesta por el Tribunal Federal Oral de Resistencia, pero sin que la Justicia Federal local resolviera un delito calcado pero previo al que le mereció condena: el despacho desde el puerto de Rosario de una carga de 762 kilos de la misma sustancia, que fue interceptado en el puerto de Bilbao el 2 de agosto de 2010.

Gorosito fue dueño de una historia de excentricidades que serían un banquete para cualquier novelista. Nacido en el ámbito de una familia humilde del barrio Nasurdi de Arroyo Seco, cimentó desde los años 90 un pasar económico personal con origen impreciso, pero que sus vecinos decían conocer bien en cuchicheos de pueblo. Desde entonces intervino en compraventa de futbolistas, adquirió campos en Santiago del Estero y construyó instalaciones magníficas para su club en un predio de 21 hectáreas: estadio, siete canchas de entrenamiento y hasta un hotel levantados en tiempo record

En 2005 llevó a su flamante creación, el club Real Arroyo Seco, a la final del Torneo Argentino A. En la temporada del mismo año Tiro Federal actuó allí como local en la 1ª División de AFA. En 2006 su relación estrecha con Julio Grondona atrajo a su complejo deportivo a Joan Laporta, presidente del Barcelona, para la firma de un convenio de cooperación futbolística por 300 mil euros.

Un problema de efectivo lo impulsó en 2008 a una operación resonante: la venta de las instalaciones de su club a Rosario Central por 16 millones de pesos. El dato del posible negocio fue arrimado al entonces presidente auriazul por el ex jefe de policía santafesino Ricardo Milicic que era miembro de la directiva canalla.

El cambio

Hacia marzo de 2012 el nombre de Gorosito pasó súbitamente de las páginas deportivas a las policiales. En España detectaron tres contrabandos de cocaína a Europa por 1014 kilos de cocaína. El primero de ellos fue de 380 kilos que finalmente fueron secuestrados en cercanías de Lisboa, en Portugal. Los paquetes se hallaban ocultos en bolsas de carbón vegetal que formaban parte del embarque de la firma Carbón Vegetal del Litoral SRL. El cargamento provenía de Quitilipi, Chaco, y había sido inspeccionado en la aduana de Barranqueras, en la misma provincia, pero su salida del país fue a través del Puerto de Buenos Aires. Gorosito estaba preso en España por suministrar la logística para que los despachos llegaran a destino europeo.

Por estos hechos Gorosito fue juzgado en Resistencia. Durante la cobertura del juicio, en junio de 2015, el tribunal le preguntó a Gorosito sobre el origen del dinero con el que montó su club. "Yo trabajé un tiempo con el señor (Julio) Grondona. Le llevaba jugadores de la zona para su equipo, que era Arsenal", dijo. Cuando terminó la audiencia La Capital buscó seguir la charla con Gorosito, quien se prestó a conversar.

¿De dónde salió la plata para hacer Real Arroyo Seco? "Me la dio Julio Grondona. Todos sabían que el club era de Grondona. Yo puse la cabeza, fui el testaferro. Grondona hizo el estadio. ¿O no vieron que venía él a Arroyo Seco como vino (el presidente del Barcelona Fútbol Club Joan) Laporta? Yo soy un analfabeto. Cuando se vendió el club él me dio una parte a mí", dijo allí.

Para el momento que cayó detenido la revista Interviu de España señalaba que Gorosito prosperó con ayuda del ex todopoderoso líder de la AFA. La publicación citaba un memo de la Secretaría de Inteligencia del Estado argentino, que seguía al dirigente arroyense desde 2003, y que vinculaba a Grondona con acuerdos con barrabravas, fraudes electorales y blanqueo de capitales a través de diversas empresas y del Deportivo Colonia, un club uruguayo del que Gorosito, precisamente, era gerente. "Los informes de inteligencia citan a Gorosito como uno de los testaferros más importantes de Grondona", consignó Interviú en su edición del 16 de marzo de 2012.

"Está bien, yo me equivoqué. Llevaba dinero a España y lo entregaba en hoteles. Eran cantidades grandes", le dijo a este diario? "Yo trasladaba dinero y la policía me empezó a seguir porque dos muchachos de Pavón Arriba, cuando me quise retirar, me prepararon una trampa. Me agarraron con un sobre con 5 mil euros".

Se refería a Leonardo Prodán y Rolando Di Renzo, detenidos en Portugal, quienes confesaron su participación obteniendo un juicio en ese país. Gorosito decía que ambos lo habían entregado para obtener ventajas. En el juicio en Resistencia le atribuyeron asegurar la logística para el traslado de cocaína procedente de Bolivia en camiones cisterna hasta Arroyo Seco y de allí, una vez traspasada a otros camiones, enviada a Quitilipi para mezclarla con el carbón vegetal.

Durante aquel juicio fiscales se preguntaban por qué, existiendo una causa idéntica detectada por la policía española contra la misma banda e informada a la Justicia Federal de Rosario, esta no se había movido. El delito era el despacho de 762 kilos de cocaína desde el puerto de Rosario que fue interceptado en Bilbao el 2 de agosto de 2010. Habían sido transportados en el contenedor MAXU6219746, de la firma argentina "Agroforestal del Litoral SRL", en bolsas de carbón vegetal.

En Rosario se inició un expediente en 2010. El caso sufrió una parálisis difícil de comprender. Gorosito fue indagado el 31 de marzo de 2017, es decir, siete años después. El expediente nunca tuvo resolución de un juez. Para Gorosito ya no lo tendrá. Murió de un paro cardíaco en su casa donde estaba con permiso judicial por su precaria condición de salud.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario