POLICIALES

Mataron de dos balazos a un vecino de Barrio Alvear

Se trata de Joel Obregón. Tenía 24 años y su familia presume que se confundieron de persona o bien intentaron robarle pertenencias, aunque cuando lo agredieron no llevaba encima nada de valor.

Domingo 04 de Abril de 2021

En la madrugada del domingo Joel Obregón estaba en su casa de Cagancha al 3500 cuando, pasadas las 4, decidió ir a buscar a su novia a un cumpleaños; le dijo a su madre “ya vuelvo”, tomó por Cafferata y apenas había recorrido unos 40 metros cuando al parecer se topó con alguien, o con un grupo de personas. Se cree que pudo haber discutido, no se sabe si conocía o no a quien le disparó dos tiros, uno en el abdomen y otro en la pierna izquierda. Lo cierto es que los vecinos llamaron a un móvil del Sistema Integrado de Salud (Sies) y fue trasladado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), lugar al que llegó ya muerto. Luego y una vez que tomó la causa el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos en turno, Ademar Bianchini, se ordenaron distintas acciones para intentar esclarecer el homicidio.

Joel tenía 24 años, era soltero y vivía junto a su familia en barrio Alvear desde siempre. Según se pudo reconstruir, Joel habría sido baleado en una cortada que atraviesa Cafferata entre Ameghino y Cagancha; desorientado y como pudo caminó unos metros y cayó. Al ver un cuerpo tirado los vecinos llamaron a la Policía y se contactó a una ambulancia que lo trasladó al Heca. Allí lo revisó el médico Gastón Roldan en la guardia y confirmó su deceso. Al buscar familiares de la víctima en el hospital no lograron hallar a nadie y es así que un móvil se dirigió al lugar del suceso.

Al ir hasta el lugar los policías no hallaron a nadie que fuera testigo directo del hecho y ya entrado el día se presentó en Cafferata y Cagancha la división Científica Forense de la Agencia de Investigaciones y realizó la planimetría del lugar, sacó fotos y buscó rastros.

>>Leer más: Las fotos de cómo quedó el barrio sacudido por la balacera

Las primeras medidas investigativas concluyeron en que la víctima se encontraba en la vía pública tirada en Cafferata y Ameghino, el fiscal dio intervención al Gabinete Criminalístico para relevamiento de la escena del hecho, toma de testimonios a familiares y relevamiento de cámaras de vigilancia en la zona y se solicitó realizar la autopsia en el Instituto Médico Legal.

La tarde del domingo en Cagancha y Ameghino todo eran dudas y silencio, tanto de los amigos como de algunos familiares de Joel. Su padre, Raúl, dijo que “estuvo en la casa de la madre hasta la madrugada, mirando películas y tomando mate. En un momento se paró de la mesa y le dijo a la madre que ya volvía. Un ratito después se escucharon dos tiros, pero como si hubieran sido lejos de acá, y después un amigo nos vino a decir que estaba tirado y que lo había llevado una ambulancia al Heca”.

El hombre definió a su hijo como “un chico sin maldad, que prácticamente no andaba en la calle, trabajaba y tenía novia. Justamente lo que creemos es que iba a buscar a la novia, que estaba en un cumpleaños a unas cuadras de acá”.

Joel había dejado su teléfono celular en casa de su madre y, según su padre, tampoco llevaba dinero encima al salir de la casa materna. “Por ahí le quisieron robar o sino lo confundieron con otro. El nunca estuvo en nada raro”, aseguró Raúl, y acotó: “Te destrozan la vida matándote a un hijo y no pasa nada. El fiscal, que buscó cámaras de vigilancia por todas las cuadras, nos dijo que el miércoles ya iban a tener alguna respuesta”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario