Policiales

Liberan con restricciones a joven acusado de asesinar a su pareja

La fiscalía y la defensa lo acordaron por falta de pruebas que incriminen a Brian O. No obstante, sigue imputado del crimen de Débora Mansilla.

Martes 27 de Febrero de 2018

Un joven de 21 años imputado del homicidio de su pareja, quien murió por quemaduras sufridas en la casa que ambos compartían en Villa Gobernador Gálvez, recuperó la libertad con restricciones. Si bien sigue imputado del hecho, a tres meses de ocurrido no se acopiaron pruebas sobre su dolo homicida. Es que hasta el testimonio de un hermanito de la víctima coincide con el relato que el acusado brindó desde el principio y que incluso fuera refrendado por vecinos: que Débora Mansilla, de 20 años, se quemó luego de rociarse con alcohol en una discusión.

En ese marco la fiscalía y la defensa acordaron la libertad de Brian O. bajo reglas que mantienen la prohibición de acercarse a la familia de Débora, lo que implica que por el momento no puede ver a la hija de ambos. Además el muchacho, que ya estaba con prisión domiciliaria desde hace un mes, seguirá bajo tutela de una hermana y deberá presentarse dos veces por semana ante la Oficina de Gestión Judicial (OGJ).

Tragedia

Débora y Brian compartían su casa en San Lorenzo al 2000, en el barrio Coronel Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. Además de la beba de ambos, de un año y medio, con la pareja vivía un niño de 6 años, hermanito de ella, que también estaba la trágica tarde del pasado 25 de diciembre cuando la joven salió a la calle envuelta en llamas y sus vecinos debieron arrojarla a una zanja para apagar el fuego.

Tras nueve días de agonía con quemaduras en el 50 por ciento de su cuerpo, falleció el 3 de enero. Entonces Brian, acusado de lesiones graves, quedó detenido por homicidio en un contexto de violencia de género, delito que prevé prisión perpetua.

Desde el momento del hecho el acusado sostuvo que esa tarde surgió una discusión entre ambos porque ella quería abrir la granjita que tenían en su casa y él prefería dormir la siesta. La discusión subió de tono, según relató. Débora amenazó con cortarse con un cuchillo, él la disuadió, pero luego se roció con alcohol y comenzó a amenazar con acercarse un encendedor al cuerpo y todo se descontroló.

El muchacho aseguró tener la beba en brazos cuando de pronto la chica se prendió fuego y él no pudo hacer nada para apagar las llamas. Débora salió a la calle y hubo vecinos que relataron la situación que definieron como desesperante. "Todo el tiempo le pedía perdón a su hija y decía que no le hiciéramos nada a él (por Brian O.) porque ella se había hecho eso (quemarse)", dijo una testigo.

También el niño, entrevistado por una psicóloga en Cámara Gesell, brindó un testimonio que respaldó los dichos de Brian O. Dijo que estaba en la vereda cuando su hermana se quemó y que vio que su compañero intentaba apagar las llamas arrojándole agua de un dispenser.

Morigeraciones

En ese contexto, y mientras no aparecían pruebas que sustentaran la teoría acusatoria, el pasado martes 23 de enero se realizó una audiencia para revisar la prisión preventiva que la jueza Hebe Marcogliese le había dictado al acusado. Ante el camarista Gustavo Salvador, tanto la defensa como la acusación presentaron un acuerdo de morigerar la medida cautelar con un arresto domiciliario garantizada por la madre del imputado.

Transcurrido otro mes, no hubo más pruebas que aporten a la teoría de que el joven fue el autor del homicidio, sostuvieron voceros allegados al caso que agregaron que sólo resta una pericia de bomberos entre las medidas de prueba pendientes. En ese marco, días atrás se acordó entre las partes una nueva morigeración. En este caso, el fiscal de Homicidios Ademar Bianchini y la defensora pública María Eugenia Carbone presentaron ante el juez Pablo Pinto la propuesta de otorgarle la libertad bajo reglas de conducta a Brian O.

El acuerdo implica la obligación para el acusado, que sigue imputado como "autor de homicidio calificado por la relación de convivencia y por el carácter de ser mujer de la víctima", de fijar la residencia con garantía de su hermana y concurrir dos veces por semana a firmar en la OGJ.

Según la resolución continúa vigente la prohibición de acercamiento a los familiares de Débora, incluyendo a la hija de ambos. Voceros judiciales señalaron que esa situación deberá ser resuelta por un juzgado de Familia.

En ese marco, ayer familiares de Débora reclamaron en la Fiscalía de Homicidios, donde expresaron su malestar por lo resuelto en el marco de la investigación ya que, aseguran,"Débora no se suicidó".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario