Policiales

La causa de la efedrina tiene nueva jueza y Faggionatto no renuncia

La Cámara de San Isidro nombró al frente del juzgado de Zárate-Campana a Sandra Arroyo Salgado Fue después de que el Consejo de la Magistratura suspendiera al juez natural de la causa

Sábado 17 de Octubre de 2009

Buenos Aires.— El suspendido juez de Zárate-Campana, Federico Faggionatto Márquez, señaló que no renunciará a su cargo y calificó de "falsos" los argumentos del dictamen por el cual el Consejo de la Magistratura lo acusa de "mal desempeño" de sus funciones. En tanto, la Cámara de Apelaciones de San Isidro, de la cual depende el despacho del magistrado, nombró en su lugar y en carácter de reemplazante a la cuestionada jueza Sandra Arroyo Salgado, quien se desempeñaba en el juzgado número 1 de San Isidro.

"No voy a renunciar y daré las explicaciones pertinentes al jurado de enjuiciamiento" dijo Faggionatto Márquez, a cargo hasta el jueves de la causa que investiga el tráfico de efedrina en el país, expediente que tiene como principal imputado al rosarino Mario Roberto Segovia. "No hay ninguna denuncia que hayan hecho que sea cierta", adujo el magistrado.

Faggionato fue suspendido el jueves con los votos de 7 de los 8 consejeros presentes quienes apoyaron el juicio político del magistrado impulsado por el senador radical Ernesto Sánz por "mal desempeño" e irregularidades en el trámite de distintas causas penales cuya instrucción tenía a su cargo. La votación, llamativamente, se realizó con la ausencia de los cinco representantes del oficialismo en la Magistratura, lo que habría impedido juntar los dos tercios de votos necesarios para impulsar el juicio. Eso llevó al mismo senador Sánz a sostener que a Faggionatto "le soltaron la mano".

En declaraciones a una radio porteña, el juez acusó a los miembros de la Magistratura de "sacarme del medio porque evidentemente estaba pisando algún interés". Y agregó: "Me desplazan de la causa más importante de narcotráfico de la Argentina, donde hay escuchas y documentación que estaría acreditando la existencia de la cooptación de voluntades en el Consejo de la Magistratura para que a mí me remuevan".

La reemplazante. En tanto, la jueza Sandra Arroyo Salgado se hizo cargo ayer interinamente del juzgado federal de Zárate-Campana después de haber sido nombrada por la Cámara Penal de San Isidro. La primera medida de la funcionaria fue declarar asueto en el despacho a fin de ponerse al tanto de las numerosas causas que allí se acumulan, aunque entre ellas seguramente le prestará mayor atención a la que investiga la ruta de la efedrina después de que el lunes pasado fueran detenidas 7 personas en Rosario durante el último megaoperativo que encabezó Faggionatto en torno a esa causa (ver aparte).

Pero abordar el tema del narcotráfico no será algo nuevo para la magistrada. Hace un mes, tras una investigación que llevó adelante su juzgado, se desbarató una banda que traficaba cocaína a España y que estaba asentada en las localidades bonaerense de San Isidro, Tortuguitas y Vicente López. En esa causa, Arroyo Salgado dispuso la detención de cinco personas, incautó 60 mil euros, armas, droga y vehículos. l (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario