Policiales

Feroz balacera con dos muertos y un herido

Ocurrió la noche del domingo frente a una casa de pasillo de Chacabuco al 3900. Al parecer dispararon desde un auto gris de alta gama.

Martes 23 de Octubre de 2018

Un grupo de amigos tomaba cerveza en la puerta de una casa de pasillo de Chacabuco al 3900 la noche del domingo cuando llegó un auto gris de "alta gama, un Volkswagen Fox o algo así", dijo un testigo. Del auto dispararon una lluvia de balas sobre ese rincón donde se secuestraron veinte vainas servidas 9 milímetros. En el momento murió Jerónimo Escobar, de 27 años y alcanzado por diez balazos, mientras que quedó mortalmente herido Gastón Hernán Duartes, de 26 y al que todos llamaban "Chapita". Este joven fue internado en el Hospital de Emergencia Clemente Alvarez con una bala en el cráneo y se mantuvo con un diagnóstico de muerte cerebral irreversible hasta la tarde de ayer. Además resultó baleado en las piernas un chico de 14 años llamado Agustín, que ayer estaba fuera de peligro.

Un rato después del feroz ataque llegó la policía y encontró a amigos de las víctimas apoyados contra un auto. Entre ellos estaba Sergio Kevin A., de 21 años, quien fue arrestado porque la policía encontró una pistola calibre 9 milímetros sobre una de las ruedas del vehículo. Como cuenta con antecedentes, el muchacho quedó detenido.

El doble crimen fue el segundo similar ocurrido en el término de una semana en barrio Tablada, donde este mes se cometieron cinco de los 157 homicidios registrados en lo que va del año en Rosario.

Fulminante

La secuencia del ataque fue fulminante. Según vecinos del barrio, a la altura de Biedma y Chacabuco "siempre hay una chata policial estacionada" que varios dijeron haber visto retirarse cinco minutos antes de que apareciera el "auto gris de alta gama" manejado por "un hombre de unos 30 años".

Según esos relatos, cuando el vehículo se puso a la altura de la casa de pasillo ninguno de los tres ocupantes se bajó. "Uno se asomó por la ventanilla y empezó a los tiros. Otro disparaba detrás del techo, como si se hubiera sentado en la ventanilla. Uno estaba todo vestido de negro y el otro con capucha gris. El del volante tenía una pistola y tiró un par de veces, pero ese se ve que estaba para manejar el auto, nada más", relató una vecina para agregar: "Habrán estado menos de un minuto, apenas segundos, y se fueron por Chacabuco rápido. No preguntaron por nadie ni gritaron nada. Y tiraron sin mirar dónde iban los tiros".

Cuando los tiros acribillaron a Escobar y perforaron los ladrillos de la casa de Chacabuco 3929 los muchachos corrieron hacia el interior de la vivienda esquivando balas. "Varios balazos entraron a la casa y perforaron muebles", dijo otra vecina.

Una vez que el auto abandonó la escena los jóvenes volvieron a la vereda. Allí estaban tirados en el piso, desangrándose, Duarte y Escobar. Sergio Kevin A. "corrió hasta Biedma a buscar a la policía, no encontró ningún móvil y recién vinieron una media hora después", dijo uno de los que estaban en el grupo. Un rato después ingresaba Chapita al Heca.

"Algo raro"

Cuando llegó la policía encontró a Sergio Kevin A. y varios vecinos apoyados en una Fiat Fiorino blanca. La policía los interrogó. Una vecina contó que los efectivos "agarraron a una hermanita de Kevin y quisieron revisarla y al pibe lo golpearon contra la pared. Después vimos algo raro. Un policía se acercó dos veces a la Fiorino y al minuto nomás apareció un arma apoyada en una de las ruedas de la chatita y dijeron que era del pibe. Pero es raro que el muchacho se quedara con el arma, si sabía que lo iban a revisar", dijo un antiguo vecino de Tablada.

Los vecinos comentaron que Sergio estaba en el grupo junto con las víctimas por lo cual es "imposible que haya disparado contra nadie". Al mismo tiempo sostuvieron que "en el barrio hay un hombre apodado «Tuby» que maneja un par de búnker y es posible que quiera quedarse con alguna casa".

A los mismos vecinos les llamó la atención que Escobar no fuera conocido en la zona. "Este pibe no era del barrio, hace unos tres días que se juntaba con los chicos ahí".

Vecinos de otra cuadra recordaron que en esa casa de Chacabuco al 3900 "funcionó un búnker hace mucho tiempo y a la familia que vive allí la amenazaron varias veces. Es más, la pared de la casa está toda baleada. El padre de los chicos falleció hace muchos años y por ahí les piden la casa para volver a instalar un búnker. No sabemos más", comentó una vecina que prefirió no dar su nombre.

157 homicidios se registraron hasta anoche en lo que va del año en las localidades del departamento Rosario

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});