Policiales

El crimen que abrió la saga en la ciudad histórica

Jueves 24 de Julio de 2008

El brutal ataque del martes a la noche contra Pin Bie Lee es el segundo hecho atribuído a la mafia china que tiene por escenario a la ciudad de San Lorenzo. El anterior ocurrió hace poco más de tres meses y tuvo como víctima fatal a Gguo Chen Pin, un supermercadista de 44 años asesinado de un certero balazo en la frente.

Aquel episodio ocurrió a las 9 de la mañana del 2 de abril cuando varios clientes recorrían las góndolas del supermercado Sonrisa, ubicado en la céntrica esquina de San Martín y José Ingenieros. Pin estaba sentado al frente de una de las cajas del negocio cuando un hombre sin rasgos orientales ingresó rápidamente al local y, sin mediar palabras, se le acercó y le efectuó tres disparos con un arma de fuego. Uno de los proyectiles dio en la frente del comerciante, que se desplomó en medio de un charco de sangre.

El sicario huyó con la misma rapidez con la que había llegado, a bordo de un auto de color rojo que lo esperaba a pocos metros del lugar. Entonces, para la policía de la Unidad Regional XVII no quedaron dudas: estaban ante un crimen mafioso. Es que las características del episodio y la inexistencia de robo alguno así lo orientaban. Sin embargo, hasta hoy, como en todos los casos similares ocurridos en la zona, nadie encontró a los culpables materiales e intelectuales del crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario