fin del juicio a tognoli

"Destruyeron a mi familia", dijo Tognoli al salir del lugar donde estaba preso

"Tengo temor de salir a la calle", remarcó Tognoli. Su abogado reconoció que tiene previsto realizar acciones legales contra el Estado.

Viernes 08 de Junio de 2018

"Destruyeron a mi familia", dijo ayer a la noche Hugo Tognoli al salir de las dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria donde estuvo detenido y antes de viajar a la ciudad de Santa Fe. "Tuve largas noches de insomnio, buscando la respuesta que le debía a mi familia. Mi señora había sido internada con depresión por todo esto y nunca pude encontrar una respuesta aunque leí el expediente de adelante para atrás y de atrás para adelante. Respuesta que tampoco encontré en el juicio", sostuvo.

"Tengo temor de salir a la calle", remarcó Tognoli, y agregó que durante este tiempo su familia se mantuvo por su jubilación y con el trabajo de sus hijos. "Vivo en la casa de mi suegra, todo el mundo lo sabe; mi señora cobra el alquiler de un galpón que le dejó el padre en el año 89 cuando falleció".
Acciones legales

Luego de conocerse la absolución de Tognoli, su abogado Néstor Oroño reconoció que tiene previsto realizar acciones legales contra el Estado nacional. "Creería que más adelante intentaremos presentar una acción en contra del Estado nacional porque este fue un proceso sumamente irregular en el que Tognoli estuvo detenido cinco años y tres meses", señaló el abogado, y agregó, no obstante, que lo más importante para su defendido "en este momento es recuperar su vida. Se la querían terminar de destruir. Tengo una gran alegría por él, que soportó estos cinco años estoicamente".

El abogado dijo que en la causa "operó de una manera negativa (la ex procuradora de la Nación Alejandra) Gils Carbó. No hay duda que fue armada desde lo más alto del poder del Estado, que los fiscales fueron instruidos en ese sentido". Y calificó el debate oral como "un proceso artificiosamente complejo. Lo planteé en la primera audiencia porque se acumularon causas que no tenían relación entre sí para darle más impacto mediático. Esta causa jamás tuvo sentido. Lamentablemente hubo una privación de libertad de cinco años".

Oroño sostuvo que "la problemática del narcotráfico en Santa Fe y Rosario podía incidir en el ánimo y en la decisión de los jueces. Por suerte, no ocurrió" y concluyó que "después de tanto tiempo las cosas terminaron en su lugar. El tribunal falló de acuerdo a la realidad del caso y las interferencias políticas no lograron imponerse en el momento de la resolución definitiva".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario