Policiales

Cuatro causas conexas y varios nombres repetidos llevaron al operativo

En todos los expedientes en los que trabajó el fiscal aparece el nombre del sargento Baigoría como el líder de la organización desbaratada ayer

Jueves 05 de Abril de 2018

Para llegar a los 21 allanamientos de ayer ordenados por el juez federal Francisco Miño y la detención de las siete personas involucradas en la red narco, el fiscal Walter Rodríguez vinculó cuatro causas federales relacionadas al tráfico de drogas: una tramitada en Formosa, otra en Misiones, una en Salta y la última en Santa Fe. Así lo dan a conocer en un pormenorizado informe el Diario Uno de Santa Fe y el portal "zonacriticaonline.com" basado en fuentes ligadas a la causa.

La pesquisa con asiento en Formosa se inició el 12 de diciembre de 2015 cuando un control de Gendarmería Nacional detectó 32 kilos de cocaína en un Mercedes Benz B200 en el que se trasladaban César Castagnino y Javier Dominguez (entonces funcionario de la policía santafesina). La hermana de Castagnino , Yamila Evelyn, es esposa del ayer detenido comisario Edgardo Baigoría. En aquella causa, Castagnino fue condenado a 4 años y ocho meses de prisión.

Las escuchas telefónicas demuestran que Baigoría mantenía también conversaciones con Domínguez, quien le reclamaba que ayude económicamente a su familia y que pague los honorarios a la abogada que lo asisitó. Quince días antes a esa detención, se comprobó que Baigoría ingresó a Paraguay en un vehículo de su esposa. El oficial de la policía santafesina, junto al apresado Emanuel Maximiliano González, se encargaron de llevarle el dinero a la familia de Domínguez, por entonces preso en Formosa, y a su abogada.

Droga en el campo

Otro de los casos relevados fue el que ocurrió en la localidad misionera de Apóstoles, donde el 8 de julio de 2016 se encontraron abandonados 560 kilos de marihuana. La causa no tuvo detenidos y prontamente se archivó. Sin embargo, quedó el registro de un pedido de colaboración policial en la zona a la 0.30 de ese día en el cual se mencionan dos vehículos sospechosos. Una camioneta Ford Ranger roja y un Suzuky Fun rojo. El auto fue interceptado y en el se conducía Baigoría con dos personas más. En cuanto a la camioneta, un testigo del hecho mencionó que avanzó por un yerbatal y luego volvió hacia la ruta. Sin embargo, los 560 kilos de marihuana aparecieron abandonados en un campo de Apóstoles. Un policía misionero mencionó que se comunicó con la jueza federal de esa provincia para avisar del hallazgo y le pidió directivas respecto a los demorados, entre ellos Baigoría. "Me dijo que los libere y terminé descartando el acta donde documenté todo lo sucedido", señaló.

En Salta y Santa Fe

La causa judicial abierta a partir de un procedimiento policial en la ruta provincial 5, a la altura de la localidad salteña de Las Lajitas, en donde se secuestraron 4 kilos de cocaína, también fue clave para los pesquisas. Es porque el detenido, Jorge Correa, se trasladaba en una camioneta Chevrolet S10 gris. En ese vehículo circuló desde Misiones (de donde es oriundo Correa) a Santa Fe. El hombre, el 13 de noviembre de 2017, firmó un poder en favor de Baigoría en una escribanía local para que el policía investigado pueda circular en ese rodado.

Finalmente, se unió al mapa de relaciones una causa tramitada en Santa Fe y vinculada a una investigación de Gendarmería Nacional que acabó con un hombre afincado en Santo Tomé detenido el 17 de marzo pasado. Ese día se allanó un domicilio a la altura del kilómetro 2,1 de la ruta nacional 19 que une la capital provincial con Córdoba y fue detenido Jorge "Tato" Amarillo, que tenía en su poder marihuana, poco menos de un kilo de cocaína y varias plantas de cannabis.

El gendarme a cargo del operativo relató que, en circunstancias de llevar adelante el operativo se acercó a él una persona que dijo ser el papa de "Tato" y le comentó que la droga era de Edgardo Baigoría, que trabajaba en la policía santafesina en conjunto con Emanuel González, el hijastro de Luis Paz. "Ambos tienen un taller cerca del Samco", señaló el hombre. Y agregó: "Mi hijo manejaba un camión, pero luego empezó con ésto de las drogas. Yo lo aconseje que deje pero no me hizo caso". El mismo hombre le manifestó al gendarme que su hijo trabajaba para Baigoría, González y Vicente Pignata (un narco regional que fue condenado el 8 de marzo del año pasado en un juicio abreviado a 6 años y medio de prisión pero que fue apelado por la defensa y por ello se encuentra a resolución de la Cámara de Casación).

Para hacerse de dinero, Baigoría cambiaba plata con un "arbolito" apodado "Tincho" en plena peatonal San Martín de la ciudad de Santa Fe, con quien cambió (en al menos una oportunidad) cerca de medio millón de pesos.

"Colaboradores"

Para la Fiscalía, las maniobras de Baigoría y González fueron ocultadas deliberadamente por dos gendarmes: Damian "El perro" Sosa y Santiago Alejo, ambos sindicados como responsables de hacerle eludir a Baigoría el control de las fuerzas. Sosa, Alejo y Baigoría intercambiaron mensajes de textos y comunicaciones en aproximadamente 100 oportunidades.

"El perro" ya había quedado en el radar de la Fiscalía en oportunidad de investigar al narco de Alto Verde, Sergio "Zurdo" Villarruel, en donde Sosa también habría dado cobertura al traficante. También aparece en escuchas telefónicas en otra causa federal tramitada en Reconquista, en donde uno de los imputados reconoce que "El perro" da cobertura a los búnker de la mano de "Martín", entonces en Inteligencia Zona Centro de Drogas Peligrosas.

Otro de los elementos que el fiscal tuvo en cuenta para asociar a Baigoría con el negocio narco fue lo declarado por un imputado en un juicio oral en Paraná. Allí señaló que "el negocio de la cocaína en Santa Fe lo maneja un tal «Cabeza» Saravia o algo así. La droga la trae de Salta y la almacenan a cinco cuadras de la cancha de Colón. Tiene una cochera en Santo Tomé, cerca de una estación de servicios, donde todos los autos que están allí pertenecen a los dueños de la droga".

Vínculos empresariales

Baigoría, de 46 años y 17 en la policía santafesina está vinculado a una empresa adjudicada a Luis Paz, padre del asesinado Martín "Fantasma" Paz en Rosario. Luis, radicado desde 2013 en la ciudad de Santa Fe, primero en un country y luego en un barrio residencial, tiene varias empresas constituidas en la provincia.

En agosto de 2015 Baigoría firmó una declaración jurada en la que informó que es socio de la empresa Distinción SRL, por la que cobraba un salario de 15 mil pesos. No declara domicilios de su propiedad pero tiene tres vinculados a él, uno de ellos declarado como domicilio fiscal.

En ese mismo año Baigoría declaró tener un Ford Sierra como único coche, pero tiene disponibilidad sobre otros cinco a nombres de terceros. En Distinción SRL es socio de Emanuel González, que también es socio de la empresa Paz SRL, donde comparte el paquete accionario con dos hijas de Luis Paz y su esposa. Pese a no pagar ART, tener poco movimiento en la AFIP y en la API, la empresa que integra Baigoría tiene dividendos para pagarle un sueldo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario