Policiales

"Cristian trató de detener a este loco que me lo mató por nada"

Claudio Mautone solicitó pena máxima para el exoficial bonaerense que el lunes a la madrugada mató a su hijo.

Miércoles 27 de Diciembre de 2017

Claudio Mautone es el papá de Cristian, de 35 años, que fue asesinado durante los festejos de Navidad cuando quiso evitar que un vecino arremeta con dos cuchillos contra un grupo de jóvenes que escuchaba música a las 5.30 de la mañana en Marcos Paz al 4200. Al final el puntazo lo recibió Cristian, quien murió una hora después.
Con la voz quebrada, el padre, que agradeció a los medios por ocuparse del caso, solicitó hoy a la Justicia la máxima pena para el asesino, Angel Eduardo R., un policía bonaerense retirado que hace pocos meses se mudó al barrio.
En declaraciones al programa "Procopio 830" de La Ocho, dijo que "el asesino quedó detenido con prisión preventiva por 60 días" y que ahora evalúan con la madre de su nieto, "los pasos legales a seguir teniendo en cuenta que se viene la feria judicial".
Claudio describió a Cristian como "un muchacho trabajador, chofer de taxi, que estaba pendiente de su hijo Nahuel que tiene 15 años. Somos vecinos en la cortada desde hace 30 años, él vino acá con 5 años, era un muchacho de barrio, común y corriente".
Además recreó la escena que culminó con la vida de su hijo. "Cristian estaba dialogando con Sofía, una vecina de acá enfrente, estaban sentados en el cordón tomando algo y charlando, mientras el resto estaba festejando, escuchando música a un volumen normal, yo desde mi casa no la escuchaba sinceramente, habrán sido 30 o 40, todos conocidos entre ellos", relató.
Embed
"En un momento dado sale este asesino a increpar a los muchachos con dos cuchillos en la mano, salió también con un perro pitbull, amenazando y se veía que algo malo iba a suceder. Lamentablemente mi hijo tomó la mala decisión de intentar detener a este loco que le asestó una puñalada mortal, y me lo mató, por nada", agregó.
Respecto al atacante, dijo: "Esta persona no es conocida nuestra, es un oficial retirado de provincia de Buenos Aires que se mudó ahí hace dos o tres meses, y me dicen que hubo un incidente anterior con otro muchacho que lavaba el auto en la calle y también lo amenazó. Este tipo es un violento, un asesino que nos partió al medio, a mi me quitó un hijo y a mi nieto le quitó el padre, es un chico que está desconsolado y merece justicia".
Además recordó que en la cuadra era usual sacar equipos de música a la calle para celebrar. "Ahora hacía algunos años que no se hacía, pero participábamos toda la familia, justo se volvió a hacer después de años", explicó.
"Aparentemente con los cuchillos en la mano decía 'quien me va a decir algo, que venga', Cristian quiso frenarlo, pero no pudo. A las 5 de la mañana me golpean la puerta a los gritos, y salgo y me encuentro con una escena desgarradora. Mi hijo estaba tirado en la vereda en un charco de sangre, el asesino se había refugiado en su vivienda, el resto de los muchachos estaban enardecidos y se llenó la cuadra de móviles policiales", describió.
Por último, apeló "al corazón" del fiscal de Homicidios Florentino Malaponte y la jueza Mónica Lamperti. "Esto fue un homicidio y tiene que haber justicia, no hubo emoción violenta, no quiero que la causa se vaya por vericuetos legales, quiero el máximo de la pena que tiene la ley, quien sale con armas a la calle es porque está dispuesto a usarlas", cerró angustiado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario