Policiales

Confirmaron el procesamiento de Alvarado por tráfico de drogas

En diciembre había sido inculpado por el juez federal Marcelo Bailaque por una carga de 493 kilos de marihuana incautados en Río Negro en 2017.

Miércoles 18 de Marzo de 2020

La Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones dejó en firme el fallo que en diciembre pasado dictó el juez rosarino Marcelo Bailaque y en el cual procesó al empresario Esteban Lindor Alvarado por el tráfico de 493 kilos de marihuana.

   Luego de estar mencionado durante varios años como un importante actor en el negocio del narcotráfico de Rosario, Alvarado fue procesado como organizador del transporte de drogas a fin del año pasado cuando el magistrado federal Marcelo Bailaque lo consideró autor responsable de ese delito en virtud de un hecho ocurrido en noviembre de 2017, cuando un camión de una empresa perteneciente al acusado fue interceptado en la provincia de Río Negro con 493 kilos de marihuana. Por ese episodio ya fueron condenados en 2019 otros cuatro hombres vinculados al empresario.

   En su resolución de primera instancia, Bailaque ordenó la prisión preventiva de Alvarado, quien ya había sido detenido en febrero de 2019 en el marco de la causa de la Justicia provincial que investiga el crimen del prestamista Lucio Maldonado y por el cual el empresario está acusado como instigador. Además, le trabó un embargo sobre sus bienes por 6.480.000 pesos.

Una trama intrincada

Tras ser apresado, los investigadores del Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesina colocaron a Alvarado al frente de una asociación ilícita consistente en una trama de empresas destinadas a desarrollar sus actividades delictivas, tanto para aportar recursos humanos y logísticos como para blanquear sus ganancias.

   Esa trama, por la cual hay más de treinta personas imputadas (desde presuntos testaferros hasta policías que protegían esas actividades) volvió a estar presente en la resolución de Bailaque, quien los vínculos entre los condenados por el tráfico de drogas en Río Negro y las empresas de Alvarado amerita considerar a éste último como organizador de la carga secuestrada en la Patagonia.

   La mañana del 24 de noviembre de 2017 la policía de Río Negro interceptó a unos 15 kilómetros de la ciudad de General Roca, sobre la ruta provincial 6, un camión que tenía como destino la localidad de Cinco Saltos. El vehículo fue requisado y así se encontraron, en una baulera metálica ubicada en la parte inferior del semirremolque y en la cabina del rodado, más de 300 paquetes de marihuana con un peso total de 493,94 kilos.

   Como consecuencia del operativo quedaron detenidos Jesús José Rodríguez y Marcos Esteban Rodríguez, que iban en el camión, y José Luis Di Marco y Ricardo Ariel Ianni, quienes se movían en un Chevrolet Vectra como punteros con el fin de despejar el camino de posibles retenes policiales. Si bien los cuatro fueron sentenciados por ese hecho en mayo de 2019, la investigación se ramificó a partir de la denuncia ante una Fiscalía Federal de Rosario de un testigo de identidad reservada que vinculó a Ianni con Alvarado.

Asociación ilícita

A partir de esa denuncia, la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) conectó la investigación con otra iniciada en 2015 sobre lavado de dinero en el entorno del asesinado empresario Luis Medina. En ese expediente estaba mencionado Alvarado, su esposa Rosa Capuano y otras personas que terminaron imputadas como miembros de la asociación ilícita.

   Con esos elementos, y a pedido del fiscal federal Guillermo Lega, Alvarado fue indagado por el transporte de marihuana a Río Negro que le valió su primer procesamiento por narcotráfico.

   En la resolución de Bailaque que ahora confirmó la Cámara de Apelaciones se exponen relaciones que ya fueron presentadas en el marco de otras investigaciones. El juez federal remarcó que el camión en el que se halló la droga en Río Negro era de la firma Toia SRL y el semirremolque estaba a nombre de Roberto Peralta, un ex chofer de la empresa Logística Santino y registrado como empleado de Jorge Benegas, imputado como presunto operador comercial del propio Alvarado.

   El magistrado afirma que Toia y Logística Santino “están vinculadas a Alvarado, quien de hecho resulta ser quien las dirige”. En tal sentido, señaló que Logística Santino estaría a nombre de Capuano, a quien sindicó como un “prestanombres del imputado”, teniendo en cuenta que la mujer está “inscripta en la Afip como monotributista con una categoría de ingresos de hasta 20 mil pesos pero sería propietaria de 18 rodados”.

   Además Bailaque se refirió a los vínculos entre los condenados y el presunto organizador. En ese marco sostuvo que Ianni y Di Marco visitaron a Alvarado varias veces mientras éste se encontraba preso en la cárcel bonaerense de Urdampilleta en el marco de la causa por la que fue condenado por robo de autos de alta gama en el Gran Buenos Aires que eran traídos a Rosario para su desguace.

   A su vez, Ianni declaró en la causa como su domicilio una propiedad en Roldán, “el mismo que posee Alvarado como domicilio fiscal ante la Afip”. Y también, para definir el procesamiento, Bailaque tuvo en cuenta la pericia sobre un pendrive secuestrado en esa casa en el que se encontró un listado de invitados al cumpleaños de 15 de una nieta de Ianni en la que figura la familia de Alvarado. También cita visitas de Benegas a Capuano en su casa del barrio cerrado San Marino de Rosario.

   Bailaque también aludió a las causas tramitadas por la Justicia santafesina en las que “se dio cuenta de una serie de firmas dedicadas a actividades de logística, transporte y comercialización de rodados (Edra Servicios Logísticos, Logística Santino, Toia, Sagrado Corazón de María) que eran dirigidas por Alvarado y que se empleaban para el desarrollo del comercio de material estupefaciente”.

   En ese sentido mencionó comprobantes a nombre de Alvarado hallados en un allanamiento a Logística Santino entre los que destaca una orden de trabajo fechada el 11 de octubre de 2017, “poco más de un mes antes del procedimiento antinarcóticos de General Roca”, a nombre del chofer condenado Jesús Rodríguez y para el camión secuestrado en esa misma causa con la anotación “facturar para Santino Logística”.

   Otro detalle que fue puesto de manifiesto por los investigadores, pero al que Bailaque no hizo alusión, es que los cuatro condenados por la carga interceptada en Río Negro fueron defendidos por Claudio Tavella, histórico abogado de Alvarado que está actualmente en prisión y también imputado como miembro de la asociación ilícita.

Vínculos estrechos

“De las pruebas reseñadas se desprende que Toia y Logística Santino están íntimamente vinculadas y pertenecen a una red de sociedades dirigida por Esteban Lindor Alvarado. De las constancias reseñadas, también se concluye la estrecha vinculación entre los condenados Ianni, Di Marco y los dos Rodríguez con Alvarado. Ese vínculo no sólo se limitaba a relaciones laborales sino que, especialmente en los casos de Ianni y Di Marco, iba mucho más allá”, concluyó Bailaque en su procesamiento ahora ratificado, para quien esos vínculos “resultan indicios suficientes para considerar, en esta etapa procesal, que Alvarado organizó el transporte de 493,937 kilos de marihuana” a Río Negro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario