POLICIALES

Condenan a un joven por comprar el auto en el cual después se trasladaron los asesinos de Eduardo Trasante

Aníbal Maximiliano Galbán, de 24 años, fue condenado por procedimiento abreviado a 7 meses de prisión efectiva.

Lunes 22 de Febrero de 2021

Un joven de 24 años fue condenado por haber comprado un vehículo robado que luego fue utilizado por los asesinos de Eduardo Trasante, el ex concejal de Rosario que fue baleado en su casa el 14 de julio de 2020. El juez de Primera Instancia Rafael Coria homologó el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía, mediante el cual se condenó a Aníbal Maximiliano Galbán a 7 meses de prisión por "encubrimiento por receptación dolosa en grado de coautor".

Galbán, según describió el fiscal de Homicidios Dolosos Gastón Ávila, compró por 20 mil pesos un Peugeot 308 Allure color blanco modelo 2012 que había sido robado un día antes por otras personas en calle Juan XXIII al 6600. La transacción la realizó Galbán junto a otras dos personas en un baldío de Garzón y Demestris durante la noche del 11 de julio. Tres días después de ese mismo auto se bajaron las dos personas que ingresaron a la casa de Trasante para luego matarlo en el interior de la vivienda.

Polémica

La semana pasada se conoció la desvinculación de Galbán de la investigación por el crimen de Eduardo Trasante. Había pasado varios meses detenido e imputado en la causa, pero los fiscales Gastón Ávila y Matías Edery decidieron desvincularlo. Según explicaron fue por falta de evidencias de que Galbán haya formado parte del plan para matar a Trasante, que según los investigadores se gestó en la cárcel de Piñero.

>>Leer más: Crimen de Trasante: la querella protestó por la desvinculación de uno de los imputados

Esa decisión generó un reclamo de Ciudad Futura, partido por el cual Trasante ocupó una banca en el Concejo Municipal durante un año hasta que fue separado por una acusación por violencia de género. La viuda de Trasante se constituyó como querellante con el patrocinio de abogadas de Ciudad Futura, quienes se manifestaron en contra de la decisión tomada por los fiscales.

Pedro Salinas, referente y concejal del partido, indicó que para Ciudad Futura alrededor del crimen de Trasante hubo "una empresa criminal conjunta" de la cual Galbán formó parte. Asimismo cuestionó que los fiscales lo desvincularan "antes de consumar todas las medidas de prueba". Para el edil la decisión de Ávila y Edery "abre espacio a la impunidad a la impunidad en una causa de una tremenda gravedad institucional".

Desde la cárcel

Eduardo Trasante fue asesinado el 14 de julio de 2020 en su casa de San Nicolás al 3600. Dos personas llegaron a la vivienda, tocaron timbre y cuando les abrieron la puerta entraron por la fuerza. Dentro de la casa asesinaron a Trasante delante de su esposa y una de sus hijas.

Aun no está esclarecido el móvil del crimen, pero a raíz del hallazgo del vehículo en el cual los asesinos llegaron a la vivienda se destapó un entramado de órdenes que nacieron desde la cárcel de Piñero. Se presume que el crimen fue organizado desde allí.

>>Leer más: La viuda de Trasante: "El crimen fue un mensaje al poder y Eduardo fue el mensajero"

Primero fue detenido Ariel Sosa, un joven acusado de haber robado el vehículo pero que quedó desvinculado del crimen. Después cayeron Galbán y Nahuel "Buba" Álvarez, ambos acusados de haber comprado el auto. Después fue imputado Facundo López, quien se comunicó con Álvarez de parte de otro imputado, Julio Rodríguez Granthon, un recluso de Piñero acusado por narcotráfico. También fue imputado Alejo Leiva, conocido de Trasante y vecino de Villa Moreno, porque en su casa se hallaron fotos de la casa de la víctima y por haber tenido en su poder el auto después de que se cometiera el crimen.

Diferencias

Desde un primer momento luego del asesinato de Trasante desde Ciudad Futura sostuvieron que el crimen de su ex compañero había tenido un móvil político. Tal como dijo Salinas en el marco de la desvinculación de Galbán el crimen del ex concejal "ha generado un profundo estremecimiento público por ser ni más ni menos que el asesinato de un líder social que luchaba por paz y justicia en nuestra ciudad".

>>Leer más: "El asesinato de Eduardo Trasante es un mensaje político mafioso muy fuerte"

En cambio los fiscales manejan varias líneas de investigación respecto del móvil del crimen, aunque por el momento descartan la motivación política. Asimismo sí barajan la posibilidad de que el asesinato haya sido una represalia contra el ex concejal por su militancia social vinculada a denuncias contra el narcotráfico y los reclamos de justicia por los crímenes de dos de sus hijos.

Trasante había perdido dos hijos víctimas de la violencia. Primero fue Jeremías, de 17 años, asesinado en el triple crimen de Villa Moreno ocurrido el 1º de enero de 2012. En febrero de 2014 fue asesinado Jairo, también a los 17 años, quien fue baleado después de una discusión a la salida de un boliche céntrico.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS