Policiales

Cómo funcionaba la banda que cayó en el operativo "Los Miserables"

Hoy imputarán a los apresados el jueves en operativos entre fuerzas federales y provinciales, y que responden a las familias Ungaro y Funes.

Domingo 29 de Abril de 2018

Daniela Ungaro y su hermano René (conocido como "El Brujo"), Jorge "El gordo" Funes, Carlos "Pelo Duro" Fernández, Brisa Amaral (sobreviviente del asesinato de Jonatan "Bam Bam" Funes), Jeremías Omar "Gordo Springfield" A., Matías Ezequiel "Mojarra" O. junto a los demás detenidos el jueves pasado tras una serie de allanamientos realizados por fuerzas nacionales y santafesinas en la zona sur de Rosario, Villa Gobernador Gálvez y Funes, escucharán hoy en los Tribunales provinciales las imputaciones que les harán los fiscales Matías Edery y Gisella Paolicelli, quienes los consideran parte de una "asociación ilícita dedicada a cometer distinto tipo de tropelías", entre ellos la venta de estupefacientes.

   Los apresados son referentes de los clanes familiares Ungaro y Funes, quienes desde hace varios años disputan a sangre y fuego el territorio de la zona sur con los descendientes del asesinado Roberto "Pimpi" Caminos. El del jueves fue el primer trabajo conjunto coordinado en las calles entre los fiscales provinciales y federales con la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar). Ya en mayo del año pasado varios de los integrantes de estas bandas habían caído a manos de la Policía Federal en un operativo bautizado "Los miserables" y por ello fueron imputados.

El costado federal

El viernes, según trascendió, tres de los detenidos un día antes estuvieron ante el fiscal federal Claudio Kishimoto y el juez Carlos Vera Barros para ser indagados en un expediente cuya acusación es la de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas, en el marco de una organización criminal. Una de las imputadas fue Solange C., hija de Daniel Ungaro y el asesinado narco Luis Medina.

   En el transcurso de la semana, en principio el miércoles, prestarán declaración ante el mismo fiscal federal Daniel Ungaro y Brisa Amaral, la amiga de Jonatan "Bam Bam" Funes que lo acompañaba el 5 de febrero pasado cuando el muchacho fue ejecutado a balazos en el cruce de las rutas 14 y A-012, a 700 metros de la cárcel de Piñero. Fuentes de esa parte de la investigación le dan vital importancia en la organización a esta chica de 18 años en los contactos con los integrantes de la banda que ya estaban detenidos.

La trama genealógica

Buena parte del destino judicial de los 13 detenidos el jueves por efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), comenzará a definirse hoy en Tribunales. Varios de los que se sentarán en el banquillo son, a partir de sus nombres y sus andanzas, un árbol genealógico de delitos en si mismo.

   En mayo del año pasado, cuando la fiscal Paolicelli imputó a 8 de 13 detenidos en el operativo "Los miserables" que la Federal llevó adelante en los barrios Tablada y República de la Sexta, pudo conocerse cómo la Justicia provincial entendía el organigrama de la banda de "Los Funes", en ese momento presentada como "el eje del mal".

   Según el diagrama que describió la fiscal en una audiencia pública el 25 de mayo de 2017, la banda repartía sus actividades entre la venta de drogas y los delitos contra la propiedad. Como jefe máximo de la banda figura René Ungaro, preso y condenado a 11 años de prisión por asesinar en marzo de 2010 al ex líder de la barra de Newell's, Roberto "Pimpi" Caminos, de quien lo distanciaba una histórica rivalidad familiar.

   Para la acusación, Ungaro era el encargado de dirigir el negocio del narcotráfico, recibía un porcentaje de la venta de drogas, proveía las armas y "todos respondían a él". René "El brujo" Ungaro tiene 31 años y está preso desde el 25 de mayo de 2010. Aún le restan más de tres años para cumplir condena.

   Por debajo de "El brujo", la acusación abrió un segundo organigrama. El del grupo dedicado a hacer inteligencia para concretar asaltos domiciliarios y reducir lo robado. Los dos negocios se superponían en la práctica pero el trabajo tuvo una salvedad: la narcocriminalidad era espacio del fuero federal y los asaltos del provincial. La fiscal Paolicelli planteó en la audiencia de mayo de 2017 que la banda actuaba a las órdenes de tres jefes, que en ese momento no habían sido capturados. Uno es Carlos Jesús "Pelo duro" Fernández, apresado en la casa que Daniela Ungaro tiene en Funes el pasado 30 de diciembre. Otro es Lautaro "Lamparita" Funes, uno de los tres hermanos enfrentados con Alexis Caminos y apresado el 22 de septiembre del año pasado. Y el tercero es Matías Ezequiel "Mojarra" O., detenido el último jueves.

   La acusación se basó en aquel momento en dos informes de la Policía Federal del 5 de abril de 2017 y del 8 de mayo del mismo año en el que definían que la banda se completaba con "seis u ocho miembros" que además de concretar entraderas en viviendas de la zona, adquirían autos robados, cambiaban las chapas patentes, compraban armas de fuego y "al finalizar cada hecho delictivo se repartirían en forma organizada y en partes iguales" el botín.

   También le asignaban un rol decisivo al padre de los hermanos Funes, "El gordo" Jorge, quien sin embargo no fue acusado en aquella oportunidad y cayó preso el jueves. "Ellos (junto al imputado José María C.) serían los que tomaban las decisiones sobre la funcionalidad de la banda, los lugares de venta de estupefacientes, la organización de posibles atracos y las represalias contra las gavillas enfrentadas a ésta" (ver aparte).

   Otra variante delictiva que se le asigna al grupo es la usurpación de casas en el Fonavi del barrio Municipal (en Grandoli y Lamadrid) para destinarlas a quioscos de venta de drogas. En la mencionada audiencia debió ser imputada Jorgelina "Chipi" Selerpe (pareja de Alan Funes), pero como había dado a luz y estaba internada fue imputada con posterioridad.

   Alan y "Chipi" cayeron presos el 23 de enero último, nueve días después del homicidio de Marcela Díaz, hermana de Ariel "Tubi" Segovia, el joven de 29 años asesinado a traición el martes pasado en el penal de Coronda donde compartía el lugar con hombres del clan Caminos.

   Tanto Alan como "Chipi" fueron acusados en el crimen y en la misma audiencia al joven se le sumó la imputación de pertenecer a la banda de su hermano "Lamparita".

Entrecruzamientos

   La fiscal explicó que a partir de la guerra desatada entre las familias Caminos y Funes, cuyo punto de inició parece haber sido el homicidio de Mariela Miranda (madre de cuatro de los hermanos Funes) el 11 de marzo de 2016, se realizó un entrecruzamiento de denuncias. Esa guerra dejó un tendal de víctimas en la zona sur de Rosario, sobre todo en el barrio del Parque del Mercado y el propio complejo Municipal.

   De ese cruce quedó expuesto que "El gordo" Funes y sus hijos "Lamparita", Alan y "Bam Bam" eran quienes mantenían enfrentamientos armados con los Caminos. A esa información el Ministerio Público de la Acusación (MPA) le sumó escuchas telefónicas entre miembros de la banda de Alexis Caminos con su socio de andanzas, el asesinado Ariel "Tubi" Segovia. Así se llegó a uno de los teléfonos de los Funes que resultó clave en las escuchas.

   Con las detenciones del jueves quedó expuesto el organigrama que estaba en manos de la Justicia Federal sobre ésta misma banda. En la calle, paralelo a la escalada de violencia armada con epicentro en los monoblocks del barrio Municipal y el Parque del Mercado, los vecinos marcaban la connivencia entre las bandas. Claro está, colocando a la de René Ungaro por sobre la de los hermanos Funes. La pesquisa en la Justicia Federal arrancó el 7 de noviembre de 2016 con la denuncia de un testigo de identidad reservada que advertía que la banda de Ungaro dominaba la venta de drogas en el barrio Tablada.

   A la estructura de mandos expuesta por la Justicia provincial en mayo de 2017 respecto a la banda de René Ungaro, la investigación del fiscal federal Claudio Kishimoto le sumó la figura de Daniela Ungaro, madre de los hijos de Luis Medina, asesinado a balazos el 29 de diciembre de 2013 en el acceso Sur y Ayolas.

Escalones

Para la Procunar, a esa estructura de mando le faltan tres parientes directos del clan aún prófugos. Según trascendió extraoficialmente uno de esos nexos sería Lelio "Chapita" Ungaro, hermano de René.

   En un segundo plano del organigrama aparecen "Pelo Duro", "Chipi" Selerpe, Brisa Amaral, "Mojarra" O, y Solange, la hija de Daniela Ungaro. En un tercer escalón estarían Omar Jeremías "Grodo Springfield" A., quién el 1º de abril último se fugó de la comisaría 11ª tras caer preso con una moto robada. Este hombre, que respondería a Ariel Sebastián "Teletubi" Acosta y está vinculado a René Ungaro y "Lamparita" Funes, fue denunciado varias veces por vecinos de los monoblocks del Parque del Mercado y el de Hipócrates y Lola Mora como ejecutor de amenazas armadas para expulsar a vecinos de los departamentos para luego usurparlos.

Cuando Jorge Funes se desligó de las bandas

El lunes 5 de junio del año pasado La Capital publicó una extensa entrevista con Jorge "El gordo" Funes cuyo título fue: "Me pueden investigar, escuchar y verán que no tengo nada que ocultar". En el diálogo el hombre negó que su familia estuviera involucrada en robos y homicidios. "Yo no soy jefe de ningún clan ni lidero ninguna familia vinculada al delito", dijo.

   Al hablar de sus hijos explicó: "Yo tengo cuatro hijos. Ulises, de 21 años, que es marinero mercante y está embarcado la mayor parte del año; Alan, de 17, que está preso por un homicidio que no cometió (el de Eugenio Solano) y que fue el único testigo de la muerte de mi mujer cuando la mataron de un balazo por denunciar a los que venden drogas en el barrio Municipal y querían que mis hijos vendieran. Además tengo una nena de 12 años y un nene de 4 que estaba en brazos de su madre cuando la asesinaron".

   Pero omitió mencionar a Lautaro o "Lamparita". De él dijo: "No tengo trato desde hace muchísimo tiempo. No sé qué es de su vida. El es hijo de otra relación que tuve. De chiquito no vivió ni compartió nada conmigo. Le di el apellido y no estuvo en mi núcleo familiar. Estuvo siempre por otro lado. Lautaro es él, es su vida. Para mí es algo pasado, conmigo no tiene nada que ver. No convivió conmigo como mis otros hijos. Sólo fue lo que tuve con su madre y no sé si tiene vínculos con «Pelo Duro» o con quién. Yo no le doy bola, ya es grande y sabe qué hacer".

   Desde aquella entrevista "El gordo" perdió por asesinato a dos de sus hijos: a Ulises lo mataron el 7 de enero en barrio La Lata; y a Jonatan, el 5 de febrero cuando salía de visitar a sus hermanos en Piñero. "Lamparita" y Alan cayeron presos acusados por asesinatos. Hoy a la mañana "El gordo" será imputado por la Justicia provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario