POLICIALES

Cómo fue el asalto a la maderera donde se llevaron 3 millones

En la audiencia imputativa al detenido por el atraco se ventiló que el grupo asaltante no tenía muchos datos para acceder a la empresa

Martes 20 de Julio de 2021

El domingo a la tarde cuatro hombres robaron alrededor de 3 millones de pesos de una maderera de Ovidio lagos al 6300. Mientras escapaban uno de ellos fue capturado y llevado ayer mismo a una audiencia imputativa. Se trata de Marcelo Fabián F., un plomero de 40 años oriundo de Villa Gobernador Gálvez que fue acusado por el fiscal de Flagrancia Marcelo Vienna por los delitos de robo doblemente agravado por ser en poblado y en banda y por el uso de armas de fuego cuya aptitud para el disparo no se encuentra acreditada en grado consumado y en calidad de coautor. Tras ello el juez Nicolás Foppiani dictaminó que el hombre permanezca en prisión por el plazo de ley, un mínimo de dos años con la opción de pedir revisión de la medida cautelar. Durante la audiencia se ventiló cómo llegaron al lugar los ladrones y cómo se movieron dentro del galpón de la empresa con datos precisos.

La audiencia se llevó adelante mediante Zoom y el fiscal Vienna le atribuyó a Marcelo F. haber llegado en un vehículo Toyota Corolla robado hasta la casa de Curapaligüe al 2700 donde vive Jorge G., casero de la empresa, junto a su familia. Aparentemente eran tres los cómplices del plomero y lograron ingresar a la vivienda del empleado con el ardid de que iban a comprarle un antiguo auto que tenía a la venta para usar sus repuestos y pactaron pagarle 15 mil pesos.

>>Leer más. Se llevan más de dos millones de pesos de un edificio de oficinas ubicado en peatonal Córdoba

Apenas ganada la confianza del casero le apuntaron con una pistola calibre 9 milímetros, le preguntaron quién habitaba la casa y al contarles Jorg G. que estaba junto a su mujer y su hijo de 7 años, decidieron encerrarlos a todos en una habitación. En la charla intimidatoria que mantuvieron con el casero le obligaron a que les indicara dónde estaban las cámaras y sensores del galpón de la empresa Maderas selectas, objetivo del robo.

Una vez adentro recorrieron una parte de los 7 mil metros cuadrados que abarca el galpón y lograron ingresar a la planta alta de la oficina principal donde está la caja fuerte y la abrieron con un soplete, sustrayendo la suma de 2.500.000 pesos, cheques por el valor de 1.300.000 pesos, 700 dólares y documentación.

>>Leer más. Con información precisa y un soplete perpetraron un robo millonario

Con las urgencias del caso y los bolsos cargados con el botín, los ladrones volvieron a la casa de G. y le sacaron un celular y las llaves de su Renault Megane. Tras ello salieron para huir en el Toyota con el botín. Pero en ese momento llegaron al lugar dos motos de la Brigada Motorizada y encontraron al auto a punto de partir, al ver a la policía los tres hombres que estaban en el auto huyeron por una calle de tierra que desemboca en Batlle y Ordóñez, pero Marcelo F., que estaba cargando un bolso, quedó parado en la vereda.

El fiscal indicó y le atribuyó a Marcelo F. “huir a veloz carrera por Batlle y Ordóñez hacia el este, haber escalado por los techos de un domicilio contiguo, cruzar a través de los techos hacia el cardinal norte y arrojado hacia colectora sur de la avenida de Circunvalación para cruzarla, pero fue perseguido por un empleado policial que logró detenerlo”.

Al promediar la audiencia Vienna solicitó la prisión preventiva del imputado por el plazo de ley, en tanto la defensa, llevada adelante por el penalista Ezequiel Torres, se opuso al pedido y cuestionó la imputación para pedir la libertad de F. con el compromiso de presentarse a firmar su beneficio ante la Justicia y una fianza de 15 mil pesos.

Luego de escuchadas las posiciones, el juez Nicolás Foppiani resolvió que “en base a los hechos, la calificación legal provisoria y la evidencia de cargo imponer la prisión preventiva por el término de ley” a Marcelo Fabián F.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario