Policiales

Cinco balazos desde una moto contra la sede de Tribunales de San Lorenzo

Si bien no se descartan hipótesis, la más firme tiene que ver con una serie de amenazas vinculadas a un conflicto en un barrio de Bermúdez.

Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Un nuevo ataque a un edificio judicial se registró la noche del lunes en San Lorenzo, donde efectuaron al menos cinco disparos contra los Tribunales. Las balas atravesaron un blíndex y en el lugar quedaron cinco vainas servidas que serán comparadas con las rescatadas en la saga de trece atentados registrados en Rosario en los últimos cuatro meses contra edificios del Poder Judicial y casas de funcionarios que intervinieron en la causa de Los Monos. Si bien se manejan distintas hipótesis sobre los motivos, la más firme es que podría tener relación con un conflicto de trasfondo narco en el barrio Copello de Capitán Bermúdez.

El ataque ocurrió sobre las 22 en San Carlos 846. Según la Fiscalía, por allí pasaron dos hombres con cascos en una moto, bajaron la velocidad frente al edificio y quien iba como acompañante disparó al menos cinco veces para luego huir. Dos alumnos de una escuela nocturna cercana observaron la secuencia, además relatada por otros testigos.

Los proyectiles perforaron un vidrio del frente y uno atravesó una puerta interna de la delegación del Colegio de Abogados. El fiscal sanlorencino Juan Ledesma ordenó la intervención del Gabinete Criminalístico que levantó cinco vainas calibre 9 milímetros sobre la escalera y la vereda, además de cuatro plomos deformados. Ese material será cotejado con las vainas secuestradas en balaceras previas que investiga un equipo de fiscales rosarinos y con otros hechos similares.

Presunciones

Según la información aportada por Fiscalía, algunos testigos prestaron declaración el lunes a la noche mientras la policía intentaba localizar a otros que sólo dieron su testimonio en forma verbal. El fiscal ordenó relevar las cámaras públicas y privadas de la zona del edificio y del peaje de la autopista a Santa Fe, con la presunción de que los agresores podrían provenir de Capitán Bermúdez.

En ese sentido desde Fiscalía indicaron que "no se descarta ninguna línea investigativa" y se barajan varias hipótesis. El equipo de fiscales que investiga la saga de trece atentados en Rosario se contactó desde los primeros minutos con Ledesma para sugerir las primeras medidas.

Las dos primeras balaceras fueron vinculadas por la Fiscalía local con la banda de Los Monos. Sin embargo la hipótesis más firme, según fuentes judiciales, es que la intimidación del lunes podría estar vinculada con hechos recientes en Capitán Bermúdez. El 28 de agosto ingresó un llamado al 911 que decía: "Dijo mi patrón que tienen dos horas para sacar todos los móviles del Comando de Copello, porque si no vamos a prender fuego la comisaría como hicimos la otra vez. Y vamos a cagarlos a tiros en la base. Si quieren guerra la van a tener. Esto recién empieza. Vamos a matar a todos los policías del Comando".

El mensaje se reiteró diez minutos más tarde, en Catamarca al 200, cuando un obrero de 57 años se asomó a la vereda del taller donde trabaja y fue baleado desde un Peugeot 206. "Si la policía no se va de Copello vamos a salir a matar gente", le gritaron.

Hace dos semanas Brian L. y Alan E. fueron imputados de dos hechos de amenazas a fines de agosto contra víctimas de robos, además de la llamada amenazante al 911 desde un teléfono público. A Brian L. además lo acusaron por los disparos al obrero y por una balacera del 14 de julio en un lavadero de Capitán Bermúdez donde se realizaron siete disparos que hirieron en una pierna a un muchacho e impactaron en el auto de la concejala radical Vilma Paolini. Los dos acusados permanecen en prisión preventiva.

El mismo barrio fue además el foco de un operativo antidrogas de fines de julio. A raíz de una vieja rivalidad entre dos bandas que recrudeció en abril se hicieron once allanamientos en una causa por narcotráfico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario