Policiales

Buscaron a dos presuntos sicarios de Los Monos y uno de ellos quedó detenido

Una cadena sangrienta. Al apresado se lo tiene como guardaespaldas del Pájaro Cantero, el asesinado líder de Los Monos. El domicilio del otro fue allanado anoche. De allí llevaron motos y un auto.  

Miércoles 05 de Junio de 2013

Los procedimientos que apuntan a desbaratar la denominada banda de Los Monos centraron ayer su objetivo en dos personas consideradas sicarios de esa organización. A uno de los apuntados lo pudieron detener. Se trata de Jesus Gorosito, un joven de 28 años que estaba junto a Claudio Pájaro Cantero cuando lo asesinaron el 26 de mayo pasado, y que resultó baleado él mismo en esa implacable ejecución. Al que intentaron localizar sin éxito fue a Juan Domingo Ramírez, un hombre de 33 años al que se le atribuye el asesinato de Luciano Cáceres, muerto de un tiro en la cara frente a un bunker de la zona sur a fines de abril pasado.

El operativo en el que anoche buscaron a Ramírez tuvo como blanco una casa de Rueda 1881, en la zona del Hospital Víctor J. Vilela. Se trata de una vivienda confortable con una tienda al frente en la que vive con su esposa, Celeste, que resultó demorada pero recuperaría la libertad poco después. En las escuchas telefónicas incorporadas al expediente que maneja el juez de Instrucción Nº 4, Juan Carlos Vienna, surge que Ramírez opera como sicario y testaferro de los Cantero y que a la vez regentea una serie de búnkers de venta de droga de los cuales Los Monos aparecen como abastecedores.

Uno de ellos está ubicado en pasaje 525 al 400 (Ayacucho al 6500) frente al cual fue asesinado Luciano Cáceres el 28 de abril. Ramírez sería el responsable del homicidio. Por ello se pidió su captura.

Pero además en el expediente, según fuentes de la causa, son múltiples las conexiones que lo ligan a Cantero. El empeño judicial está puesto en desbaratar a todos los engranajes de la red a la que se considera una asociación ilícita que abarca delitos como homicidios por encargo, tráfico de drogas, acopio de armas y amenazas entre otros. Y que tiene a policías entre sus integrantes.

Motos y un auto. En la casa de Ramírez anoche fueron secuestrados cuatro vehículos cuya compra, se presume, proviene del producido de transacciones de narcocriminalidad.

Son un Ford Focus modelo 2011, chapa patente JRL 082, y tres motos: una Yamaha 125 IBR, una Honda CBX 250 blanca y una Honda Tornado negra tipo enduro de 250 centímetros cúbicos.

En esta vivienda fueron secuestrados celulares y documentación que los investigadores estiman de importancia para el avance de la causa. La moto Honda Tornado negra incautada, además, pondría en evidencia los nexos de miembros de la asociación ilícita. Se presume que ese vehículo fue utilizado por Leandro "Gordo" Vilches, domiciliado en Esmeralda al 1900 y con pedido de captura, a quien se le adjudica ser un distribuidor mayorista de los Cantero en esa zona y responsable de al menos un bunker a cien metros de allí.

Las interceptaciones telefónicas revelan, de acuerdo a fuentes de la investigación, que Ramírez aparece como sicario cumpliendo órdenes impartidas por Monchi Cantero, un hermanastro del Pájaro que en realidad se llama Roberto Machuca, con pedido de captura pendiente.

Un portavoz de la pesquisa señaló que Ramírez experimentó un veloz crecimiento económico. Vivía en un asentamiento precario de barrio Saladillo y ahora es propietario junto a su mujer de la vivienda allanada.

En la casa se encontraron además seis bolsas de gran tamaño conteniendo monedas y cuantiosos billetes de baja denominación. Fueron decomisadas además fotografías en las que, según las fuentes, Ramírez aparece posando con armas de distinto calibre. También se hallaron fotos de vehículos en los que están el Pájaro y el Monchi Cantero.

 

En Villa G. Gálvez. Horas antes los efectivos de la División Judicial de la Unidad Regional II allanaron Teo Motos, un comercio de Villa Gobernador Gálvez, en avenida Juan Domingo Perón e Iglesias, donde según la investigación los Cantero compraban y vendían ese tipo de rodados. Allí secuestraron una moto Kawasaki Ninja 1000 con poco uso que se supone dejó un integrante del grupo para ser vendida. Esa moto habría sido dejada recientemente para la venta para afrontar costos derivados de las detenciones registradas desde el viernes pasado. Su valor estimado es de 55 mil pesos.

Los secuestros de los vehículos son considerados importantes porque los mismos aparecen como posesiones de los Cantero. Y la pretensión es impulsar investigaciones patrimoniales que determinen la procedencia del dinero con el que se hicieron de esos bienes. En caso de no ser justificados esas propiedades servirán para agregar peso acusatorio contra la organización investigada.

El guardaespaldas. Quien sí fue detenido ayer a la mañana fue quien en principio compareció como testigo del asesinato del Pájaro Cantero frente a la disco Infinity Night hace diez días. Se trata de Jesús Gorosito, a quien fuentes judiciales ubican como guardaespaldas del Pájaro. Gorosito fue baleado en el ataque en el que resultó asesinado Cantero. Las versiones policiales indican que al momento de caer herido Gorosito portaba una pistola 40 con mira laser que no alcanzó a utilizar.

La asociación. El juez Vienna libró captura internacional a Ariel Máximo Cantero y a Máximo Ariel "Guille" Cantero, padre del Pájaro Cantero.

En la causa también están igualmente requeridos Luis Orlando "Pollo" Bassi, Milton Damario y Milton César.

Todos aparecen conectados a una sucesión de homicidios que tienen su primer hito investigativo en el crimen de Martín Fantasma Paz, un cuñado del Pájaro Cantero (casado con una de sus hermanas), a quien asesinaron el sábado 8 de septiembre del año pasado sobre su BMW nuevo, en Entre Ríos y 27 de Febrero.

La investigación de este crimen requirió abundantes escuchas telefónicas que formalizan la base de información con la que se avanza contra la organización narcocriminal que se atribuye a la familia Cantero.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario