POLICIALES

Barrio Policial: "Te asomás solo si escuchas balazos y tenés a uno de los tuyos en la calle"

Así explicó la vida diaria Alexis, hermano de Giuliano Vázquez, acribillado a balazos el jueves a la noche

Sábado 31 de Octubre de 2020

“Acá vivís con miedo todo el tiempo. Sólo te preocupas por los tuyos. Si escuchas balazos y tenés a uno de los tuyos en la calle, te asomás. Si escuchas disparos y todos los tuyos están en casa, te quedas tranquilo. Nosotros nos asomamos porque sabíamos que mi hermano estaba sentado en la vereda”. El relato es de Alexis, uno de los hermanos de Giuliano Imanol Vázquez, de 21 años, la nueva víctima de un homicidio en la ciudad. El jueves alrededor de las 22, la víctima esperaba que lo pasaran a buscar por la puerta de su casa, en Aborígenes Argentinos al 5300, en barrio Policial de la zona sudoeste, y dos hombres en moto lo acribillaron de nueve balazos.

“Escuchamos los nueve balazos. No escuchamos la moto. No escuchamos gritos. Se subieron a la vereda con la moto y lo acribillaron. El que manejaba tenía puesto caso y el que disparó capucha y barbijo. Anda a reconocerlos. Los corrimos, pero no pudimos alcanzarlos”, explicó Alexis.

El de Giuliano Imanol Vázquez fue el segundo asesinato en menos de doce días en el barrio Policial de la zona sudoeste. La noche del domingo 18 de octubre el muerto se llamó Alejandro Nicolás González, de 26 años. Fue atacado, según los vecinos, tras discutir con dos hombres que circulaban en moto en inmediaciones de Maradona y la cortada 1886, y uno de estos le disparó en la cabeza. Vázquez fue atacado a 100 metros de la escena del crimen de González. “No sabemos porqué mataron a mi hermano. Era un pibe que no tenía problemas con nadie. Que nosotros supiéramos no tenía broncas”, explicó Alexis.╠

Los gorditos. Los últimos doce días el barrio Policial de zona sudoeste, conocido sencillamente así porque muchos de los vecinos son parte de la fuerza, quedó expuesto como un punto en ebullición en el mapa de la violencia. Dos asesinatos en doce días y una casa atacada a balazos al menos en cinco oportunidades en un radio de 100 metros. Al menos en este último caso se conoce que la dueña de la vivienda baleada, una mujer de 38 años, apuntó al “tío de Cintia Estrella, la que manda en la banda de Los gorditos” como quien la amenazó con tirotearle la casa. Le dijo diez días atrás: “Andate de la casa porque es nuestra. Sino te vamos a matar a vos, tus hijos y toda tu familia”. Dominada por el miedo la mujer levantó a su hijos, habló con su marido y se fueron del hogar a una localidad vecina. Y también hicieron la denuncia.

image (4).jpg

>>Leer más: De la mano de ataques a balazos a casas, la banda de "Los gorditos" muestra sus cartas otra vez

“Los gorditos” son una violenta banda surgida en los barrios Tiro Suizo, Fuerte Apache y Las Delicias y alrededores que en los últimos cinco años se consolidaron a sangre, fuego y amenazas. Brandon Bay, uno de sus líderes está encarcelado en el pabellón 10 de Coronda tras ser condenado en 2018 a una pena de cinco años por varios ataques a balazos en la zona sur y en junio pasado fue nuevamente imputado por comandar una gavilla en barrio Norte de San Lorenzo. Uno de los tíos de Brandon, ex pareja de Vanesa Barrios, la mujer de "Guille" Cantero, fue investigado como hombre fuerte de la banda de Los Monos en Villa Gobernador Gálvez.

Tranquilo, de apariencia. De apariencia tranquila, el barrio Policial se levanta a la altura de Mario Antonio Cisneros al 5400 (la prolongación de calle Garibaldi al oeste de Felipe Moré) y está enquistado entre los barrios Toba, los monoblocks del Fonavi de Rouillón y Seguí y la Vía Honda. Una de las principales características del barrio es que, al ser construido bajo el Programa "Mi tierra, mi casa", todas las viviendas son similares. La otra es que todas sus calles perpendiculares están numeradas. Aún no tienen nombres.

Giuliano Vázquez residía junto a sus hermanos en una casa ubicada en la esquina de Aborígenes Argentinos y la cortada 1886. Su hermano Alexis contó estaba en la búsqueda de trabajo en blanco, “algo complicado en estos tiempos de pandemia”, y que se la arreglaba haciendo changas como peón de albañil. Según se pudo reconstruir el jueves alrededor de las 22 estaba sentado en la vereda de su casa esperando que su hermana regresara de trabajar para concretar el último plan en su vida: Ir a comer un asado con amigos.

>>Leer más: Ola de violencia: ejecutaron a un hombre de 26 años de un balazo en la cabeza

Mientras Vázquez esperaba sentado la vereda una moto Honda CG Titán color roja con 2 ocupantes, el conductor con casco y el acompañante con capucha y barbijo, subieron a la acera. “Sólo escuchamos los disparos. No escuchamos gritos ni nada. Sólo los nueve disparos”, recordó varias veces Alexis. Cuando los hermanos salieron a ver qué había pasado se toparon con el cuerpo agonizante de Giuliano con once orificios tirado sobre la vereda. También se podían apreciar un par de impactos en un portón vidriado de cuatro hojas del garaje a cielo abierto. Vázquez había recibido impactos en tórax, abdomen y brazos. Al lado del cuerpo quedó el teléfono celular de la víctima.

“Se fueron por Aborígenes hacia el barrio Toba, pero doblaron antes. Los corrimos pero no pudimos alcanzarlos”, relató el hermano del pibe asesinado. En la escena del crimen se recolectaron nueve vainas calibre 9 milímetros.

La investigación quedó en manos del fiscal de la unidad de homicidios Alejandro Ferlazzo, quien comisionó a efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para que trabajaran en territorio. A simple vista en la zona no se visualizaban cámaras de videovigilancia públicas o privadas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS