POLICIALES

De la mano de ataques a balazos a casas, la banda de "Los gorditos" muestra sus cartas otra vez

Una vivienda de Calle 1886 al 4300 fue atacada a tiros y su dueña fue amenazada de muerte

Jueves 22 de Octubre de 2020

Cinco ataques a balazos en menos de 12 horas, media docena de impactos de bala visibles contra la fachada de una casa de Calle 1886 al 4300 y una amenaza mafiosa hacia la dueña de la vivienda: “Andate de la casa porque es nuestra. Sino te vamos a matar a vos, tus hijos y toda tu familia”. ¿Quién rubricó la amenaza? La banda de "Los gorditos", la gavilla surgida hace cinco años en Tiro Suizo, el complejo Fuerte Apache, el asentamiento de calles Flammarión y el barrio Las Delicias. Una pandilla violenta conocida hoy por el liderazgo de Brandon Bay, encarcelado en Coronda, y afín a la banda de Los Monos. Según relataron vecinos del barrio Policial, en la zona suroeste de la ciudad, quien llevó la amenaza en persona fue el tío de Cintia, la pareja de Brandon Bay.

“Este barrio es nuevo. Tendrá cuatro o cinco años como mucho. Se lo reconoce como barrio Policial. Era tranquilo hasta no hace mucho tiempo. Pero ¿qué barrio de Rosario está tranquilo?”, explicó un vecino de la zona. Un punto en el mapa del suroeste de Rosario que vivió en 72 horas una serie de hechos violentos que investigadores judiciales y policiales pusieron bajo la lupa.

Todo comenzó el domingo alrededor de las 21, cuando Alejandro Nicolás González, de 26 años, fue ejecutado de un balazo en la cabeza en inmediaciones de Calle 1886 y Maradona. La persona que lo mató circulaba en una moto tipo enduro color azul. Según contaron los vecinos González estaba en un domicilio celebrando el Día de la Madre y su matador, quien está identificado, se acercó al lugar para amenazar tanto a la familia como a la víctima. Este homicidio es investigado por el fiscal Alejandro Ferlazzo.

>>Leer más: El drama de una familia que tuvo que mudarse por el asedio de una banda narco

El martes una mujer fue a la comisaría 19ª y radicó una denuncia por haber sido víctima víctima de amenazas y al menos cinco hechos de abuso de armas contra su vivienda, ubicada a mitad de cuadra de Calle 1886 al 4300, entre Maradona y Aborígenes Argentinos. El lugar está ubicado a unas cinco cuadras del barrio Toba y a una distancia similar de los monoblocks de Rouillón y bulevar Seguí, además es limítrofe con la villa de la vía Honda.

En su denuncia la mujer de 38 años contó que el lunes al mediodía mientras caminaba se topó con un hombre al que identificó como el “tío de Cintia Estrella, la que manda en la banda de Los gorditos” quien le dijo: “Andate de la casa porque es nuestra. Sino te vamos a matar a vos, tus hijos y toda tu familia”. Dominada por el miedo la mujer levantó a su hijos, habló con su marido y se fueron del hogar a una localidad vecina. Cuando regresó el martes a media mañana encontró el frente y una ventana de su casa baleados con media docena de impactos.

>>Leer más: Dos golpes de la policía en dos años no alcanzaron

Los vecinos le contaron que la casa fue atacada al menos cinco veces por personas que llegaron “en un auto de color azul y otro blanco”. La denunciante contó que temía por su vida y la de los suyos y que quería protección. Al denunciar dejó asentado que estaba bajo el régimen de protección al testigo. Ayer a media mañana la casa en cuestión estaba vacía y con la luz del patio encendida. Fuentes judiciales indicaron que la vivienda había sido allanada en el marco de la investigación por el crimen de Alejandro Nicolás González, aunque el homicidio y las amenazas contra los dueños de la vivienda nada tienen que ver.╠

El 4 de diciembre de 2015 Los gorditos irrumpieron en las grandes ligas del hampa rosarino cuando asesinaron en la puerta de un quiosco en calle Margis al 5100 a José Eduardo "Cepillo" Fernández, un conocido vendedor de drogas de la vieja guardia que dominaba la villa asentada sobre calle Flammarión, en la zona sur de la ciudad. Ese crimen, impune porque la acusación en el juicio oral no pudo sostenerse por falta de testigos, motivó la caída de la banda conocida como Los cepillos y sus rivales, Los gorditos, se quedaron con ese territorio _Tiro Suizo, Fuerte Apache y Las Delicias y alrededores_ que consolidaron a sangre, fuego y amenazas.

>>Leer más: Cayó una banda con protección policial y ligada a varios homicidios

Uno de los líderes de la banda es Brandon Bay, encarcelado en el pabellón 10 de Coronda tras ser condenado en 2018 a una pena de cinco años por varios ataques a balazos en la zona sur. Uno de los tíos de Brandon, ex pareja de Vanesa Barrios, la mujer de "Guille" Cantero, fue investigado como hombre fuerte de la banda de Los Monos en Villa Gobernador Gálvez.

El 6 de junio pasado efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) bajo el mando de los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra; de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos de la Fiscalía Regional Rosario y del fiscal de San Lorenzo Aquiles Balbis, desbarataron otra de las "pymes" criminales que tenía Bay. Esta vez la que operaba en el Cordón Industrial con epicentro en el barrio Norte de San Lorenzo con cobertura de policías de la seccional 7ª.

Según la acusación, Brandon Bay daba órdenes desde la cárcel de Coronda para que sus secuaces atacaran a dos vendedores de drogas que trabajaban en el barrio y así quedarse con la zona. A la gavilla le achacaron los homicidios de Gerardo “Pecho” Pérez (ocurrido el pasado 25 de mayo) y Brian “Runi” Sánchez (perpetrado tres días más tarde) además de la tentativa de homicidio de Carlos Sotello, todos este año. También los están investigando por los asesinatos de Eduardo Villegas (ocurrido el 31 de julio de 2019), Jorge Acosta (el 2 de agosto del año pasado) y Rodrigo Gigena (el 6 de agosto de 2019). Todos hechos ocurridos en barrio Norte de San Lorenzo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario