Pandemia

India, agobiada por 360 mil casos diarios de Covid, comienza a recibir ayuda internacional

Se cree que los casos reales son muchos más que los reportados. Tiene una población de casi 1.400 millones de habitantes

Martes 27 de Abril de 2021

Más de 360.000 nuevos contagios y casi 3.300 muertes se registraron en India en las últimas 24 horas. Las ayudas internacionales llegan lentamente a un país sumido en la crisis, sin camas de hospital ni suministro de oxígeno, lo que ha causado muchas muertes y el colapso del sistema funerario. Los expertos piden a los ciudadanos que no asistan masivamente a los centros de salud y recuerdan que los síntomas leves pueden ser tratados en casa. India es el segundo país más poblado del mundo, con casi 1400 millones de habitantes.

La crisis sanitaria que vive India parece no encontrar techo. En las últimas 24 horas, el país reportó nuevos récords de casos y fallecimientos. 362.757 personas se contagiaron con Covid-19 y 3.285 perdieron la vida. En medio de la caótica situación, este martes 27 de abril llegaron las primeras ayudas internacionales a la nación asiática.

El portavoz del Ministerio de Exteriores, Arindam Bagchi, mostró en su cuenta de Twitter los suministros que envió Reino Unido, que incluyen 100 respiradores y 95 concentradores de oxígeno.

Por su parte, Francia anunció que despachará esta semana respiradores, equipos para unidades de cuidados intensivos y ocho generadores de oxígeno. Cada uno puede garantizar el suministro a 250 pacientes durante un año.

Naciones como Alemania, Israel y Pakistán han prometido que enviarán ayudas como suministro de oxígeno, pruebas de diagnóstico, medicamentos, respiradores y material de protección para el personal médico.

A su vez, en un comunicado enviado a la agencia Reuters, la Organización Mundial de la Salud (OMS) está preparando el envío de 40.000 concentradores de oxígeno para una crisis que el secretario general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó de "más que desgarradora".

Estados Unidos también se encuentra entre los países que han prometido despachar suministros, entre ellos, dosis de la vacuna de AstraZeneca y del principio activo o serum con el que se prepara. En la noche del lunes, el primer ministro Narendra Modi sostuvo una conversación con el presidente Joe Biden, quien le ratificó el compromiso de Washington.

Modi indicó en Twitter que el jefe de Estado estadounidense "subrayó la importancia de las cadenas de suministro fluidas y eficientes de materias primas para vacunas y medicamentos. La asociación en atención médica entre la India y EE.UU. puede abordar el desafío global del Covid-19", dijo el líder indio.

El tsunami de casos sigue en aumento

India vive su peor momento de la pandemia, lo que mantiene colapsado el sistema hospitalario. En total se han reportado más de 17,9 millones de contagios, lo que ubica al país solo por debajo de Estados Unidos, y más de 200.000 muertes. Pero expertos temen que haya un enorme sub-diagnóstico, porque muchas personas no se hacen el hisopado.

El dramático aumento de los últimos días, impulsado por las nuevas variantes del coronavirus, ha llevado no solo al colapso de la capacidad hospitalaria sino también al desabastecimiento de oxígeno, lo que ha causado la muerte de decenas de pacientes.

Leer más:

India bate el récord mundial de casos de Covid

En un intento por enfrentar la escasez de camas, las autoridades han equipado hoteles y vagones de tren, que se han convertido en salas de aislamiento. Los tanques de oxígeno se están transportando por aire y por vía férrea en trenes especiales.

Es tal la crisis que el director gubernamental del Comité de Preparación para Emergencias Médicas, el doctor V. K. Paul, pidió a los ciudadanos que usen la mascarilla dentro de sus hogares para evitar una mayor propagación. De igual forma, el Ejecutivo pidió ayuda a las Fuerzas Armadas, que empezaron a poner a disposición sus reservas de oxígeno al tiempo que su personal médico retirado se unirá a los médicos, que no dan abasto.

Pero la desesperación se está apoderando de los indios ante la falta de claridad respecto a qué hacer una vez se contrae la enfermedad. La Organización Mundial de la Salud dijo que las personas se apresuran a asistir a hospitales cuando los síntomas son leves, lo que exacerba el caos.

El organismo asegura que menos del 15% de los contagiados necesitan atención hospitalaria y la cifra es aún menor respecto a la necesidad de oxígeno. Un factor que juega a favor en India es que su población es joven, mucho más que la de Europa o los EEUU. No obstante, la desinformación y el pánico generalizado hacen que las personas salgan a la calle o asistan a los hospitales colapsados para buscar ayuda, sin éxito.

"Mi padre está en condición crítica y no hemos recibido ayuda. En los teléfonos habilitados nadie me respondió. Es imposible, por favor, ayúdenme. Mi padre está muriendo y no podría afrontar otra pérdida", clamaba una mujer a las afueras de un hospital de Nueva Delhi, cuya hermana había fallecido el lunes.

Por su parte, el doctor Aashish Chaudry, gerente del Aakash Healthcare Super Speciality Hospital, explicó que está "comprando oxígeno a precio del oro. La situación ha llegado a ese nivel. Antes pagaba 29 centavos de dólar por kilo de oxígeno, hoy se pagan 67 centavos. Las inyecciones de Remdesivir, que normalmente cuestan unos 53 dólares, se están vendiendo en el mercado negro a más de 530 dólares".

Los servicios funerarios también están colapsados, lo que lleva a los familiares de los fallecidos a cremar a sus seres queridos en lugares improvisados y en ceremonias masivas pocas horas después de la muerte.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario