Pandemia

El gobierno de Brasil redujo 170 muertos de los números que enviaron los Estados

Mientras la suma de todos los reportes distritales arrojaba 849 fallecimientos, el Ministerio de Salud nacional anunció 679 víctimas fatales.

Lunes 08 de Junio de 2020

Las autoridades sanitarias de los Estados de Brasil contabilizaron hoy 849 muertes, 170 más que las 679 ofrecidas por el Ministerio de Salud, después del cambio de metodología exigido por el presidente, Jair Bolsonaro, que consiste en contar las defunciones producidas en las últimas 24 horas y no todas aquellas registradas tras haber sido notificadas independientemente de cuando se hayan producido.

Ante las exigencias de Bolsonaro, los principales medios de comunicación brasileños se aliaron para seguir notificando las cifras como hasta ahora. Así, el número de infectados registrados desde el último reporte es de 19.631, en contraste con los 15.654 difundidos por el Ministerio, ahora en manos del hombre de confianza de Bolsonaro, el general del Ejército Eduardo Pazuello.

Así, de acuerdo con los parámetros internacionales de la Universidad Johns Hopkins, Brasil suma 710.887 contagios y 37.312 muertes. Por su parte, según el Ministerio de Salud brasileño, son 707.412 los positivos y 37.134 los fallecimientos.

Después de que en los últimos días Brasil haya registrado en varias ocasiones más de mil muertes al día, Bolsonaro ordenó a las autoridades federales de salud un cambio en el cálculo de las víctimas.

El conteo "paralelo" de los diarios y el Congreso

En respuesta, los medios Estadão, G1, O Globo, Extra, Folha y UOL anunciaron una iniciativa para recopilar los datos sobre el coronavirus directamente en las secretarías de Sanidad de los Estados para dar así los datos que el gobierno de Bolsonaro optó por modificar.

Al igual que los principales medios de comunicación, el presidente del Congreso, el senador Davi Alcolumbre anunció que la comisión que sigue las medidas contra la pandemia en el país dejará de utilizar las cifras ofrecidas por el gobierno federal y trabajará con los números divulgados por las autoridades estatales para llevar a cabo las políticas contra el avance de la Covid-19.

“Después de una reunión, se ha decidido que la Comisión Mixta Especial de Seguimiento del coronavirus trabajará con los datos facilitados por los Estados y el Distrito Federal (DF). El papel del Parlamento es buscar la transparencia en un momento tan difícil para todos”, publicó Alcolumbre en sus redes sociales.

Por otro lado, un tribunal de Río de Janeiro falló a favor de la Fiscalía carioca y suspendió los decretos aprobados la semana pasada por el gobernador del Estado, Wilson Witzel, y el alcalde de la ciudad, Marcelo Crivella, con los que se autorizaba la reapertura de algunos sectores económicos no esenciales en la región, como actividades turísticas, deportivas y culturales.

La decisión se produce coincidiendo con las cifras ofrecidas por las autoridades sanitarias de Río, que cuenta con 69.499 casos del nuevo coronavirus y 6.781 muertes, mientras 53.445 ya están recuperadas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario