Pandemia

Brasil tiene casi 900.000 contagios y más de 43.000 muertes por coronavirus

En las últimas 24 horas hubo 17.110 casos y 612 fallecimientos. Se recuperaron cerca de 400 mil positivos, aproximadamente el 45% de los infectados.

Domingo 14 de Junio de 2020

Brasil, el segundo país más afectado por la pandemia de coronavirus en todo el mundo, acumulaba hoy más de 867.000 casos confirmados y de 43.000 muertes por la enfermedad, según los números oficiales.

El Ministerio de Salud reportó esta tarde 867.624 casos confirmados, de los cuales 17.110 son de las últimas 24 horas, y 43.332 fallecimientos, 612 de ellos nuevos.

Asimismo, la cantidad de personas que se recuperaron tras haberse infectado ascendió a 388.492, equivalentes a casi el 45% del total de contagiados.

Pese a que la curva de contagios está aún en la fase creciente, en varias regiones del país comenzaron a flexibilizarse las medidas de prevención ante el virus.

Hoy, en varias ciudades —incluidas grandes capitales como San Pablo, Brasilia y Porto Alegre— hubo manifestaciones callejeras de simpatizantes y detractores del presidente Jair Bolsonaro en las que no se observó el distanciamiento entre personas recomendado por las autoridades sanitarias.

Desde el 26 de febrero, cuando se registró el primer caso en San Pablo, el nuevo coronavirus se propagó por todas las regiones del país y ya afecta a 82% de sus 5.570 municipios, según datos de los organismos regionales de salud.

El principal foco sigue siendo el Estado de San Pablo, con 178.202 casos y 10.694 muertes, seguido por Río de Janeiro, con 79.572 contagios y 7.672 defunciones.

Mientras tanto, el Ministerio Público anunció hoy que investigará las invasiones a hospitales para pacientes con Covid-19 y las agresiones a profesionales de la salud registradas en los últimos días.

El jueves pasado, Bolsonaro insinuó que los datos del coronavirus estaban manipulados y alentó a sus simpatizantes a “buscar una manera de entrar” en los hospitales estatales y grabar videos con sus teléfonos celulares para comprobar si estaban saturados o no.

Esa polémica se sumó a otra en torno de las estadísticas oficiales, que quedó aparentemente saldada cuando el Supremo Tribunal Federal ordenó al gobierno que volviera a reportar las cifras consolidadas, dos días después de que Bolsonaro dispusiera anunciar sólo los nuevos casos diarios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario