Pandemia

Bajaron los índices de positividad a los niveles que había hace dos meses

Hubo un pico de 54% en mayo y ahora se ubica en torno al 35%. También disminuye la ocupación de camas en el sector público.

Sábado 26 de Junio de 2021

El informe de situación que publica cada viernes la Municipalidad arroja datos alentadores en base a dos indicadores que tenían preocupadas a las autoridades y que son determinantes para definir restricciones o aperturas: el porcentaje de positividad respecto de la cantidad de testeos y la ocupación de camas. La primera cuestión se ubica, por primera vez desde la primera semana de abril por debajo del 37%, mientras que el segundo punto disminuyó al 88% luego de varias semanas ubicado encima del 90%, con días en los que casi llega al 100%.

Con 35% de positividad en los resultados de los testeos que se analizaron en el laboratorio del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (Cemar), se concretó la cifra semanal más baja desde la primera contemplada en abril, del 2 al 9, cuando la misma se situó en el 33%.

Las cifras que arrojan los resultados de los testeos que se analizan en el laboratorio del Cemar muestran una imagen alentadora, ya que la ciudad viene de números muy complejos en cuanto al porcentaje de positividad.

De tener un 29% de positividad en la semana entre el 19 y el 25 de marzo, se pasó a casi el doble sobre fines de mayo: en la semana comprendida entre el 21 y el 27 hubo un 54% de positividad. Ahora, la cifra se ubica en torno al 35% luego de que la ciudad pase un mayo dominado por números mayores al 40% de casos positivos.

La peor semana de mayo, el Cemar pasó de procesar algo más de 6.200 pruebas semanales a más de 7.500. Además, los laboratorios del Ministerio de Salud de la provincia estaban en unos mil resultados por día solo de las muestras tomadas en los puestos urbanos la ciudad, de los cuales 450 se realizaban en la carpa instalada en el Monumento a la Bandera. La tendencia, por entonces, se sostenía tanto en los efectores públicos como en el subsector privado.

Embed

Actualmente, el mismo Cemar, esta semana, procesó 4.265 pruebas, de las cuales 1.509 resultaron en casos positivos de coronavirus.

Quien confirmó esta baja fue la ministra de Salud provincial, Sonia Martorano, quien afirmó: “La curva de contagios está descendiendo y el número de camas ocupadas también. Esos son indicadores importantes, pero lo más importante aún es continuar con todos los cuidados, hoy más que nunca”.

Estamos en una meseta, eso es bueno. Pero está la cepa Delta que ha hecho estragos en el Reino Unido y en Israel, con los viajeros y por eso la primera recomendación es no viajar al exterior. Quien lo haga al volver tiene que estar diez días aislado. Al séptimo se tiene que hacer una PCR. Hay que seguir cuidándonos”, remarcó la funcionaria.

Camas por debajo del 90%

Otra cuestión a observar es que el porcentaje de camas ocupadas disminuyó, por primera vez en más de dos meses, por debajo del 90%. Actualmente, el 88% se encuentran ocupadas, tomando en cuenta el sector público, entre las que se encuentran en cuidados generales y en terapia intensiva.

Hubo un repunte estrepitoso de ocupación de camas del 16 al 17 de abril, según los datos suministrados por el reporte diario de la Secretaría de Salud municipal, cuando se pasó del 75% de ocupación de camas al 88%. Desde esa fecha, este índice se mantuvo siempre en valores que llegaron a superar el 90%, además de que las camas destinadas a pacientes con Covid siempre fueron en aumento hasta llegar a su pico, el 29 de mayo, con el 54%.

Este indicador, uno de los primordiales a la hora de definir restricciones o aperturas, comenzó a bajar desde el 1º de junio, con números oscilantes entre el 46% y el 52%. Actualmente, ese número llegó al 35% teniendo en cuenta las camas generales y las de terapia intensiva, sector donde es más preocupante el panorama: del 97% ocupado en el sector público, el 57,8% corresponde a pacientes con coronavirus.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario