Central

Zabala supo trepar su propia cuesta

El volante uruguayo hizo un primer tiempo para el olvido pero en el segundo se soltó.

Domingo 04 de Agosto de 2019

El fútbol y sus particularidades. Central encontró el gol de la victoria en los pies del jugador de más flojo rendimiento en el primer tiempo: Diego Zabala. Es más, si Cocca en el entretiempo hubiera dejado al uruguayo en el vestuario nadie le hubiese objetado la decisión. Es que estuvo contrariado, atado en un carril izquierdo que lo absorbió por completo y sin poder de desequilibrio. Tras el retorno al campo de juego todo fue distinto para el ex Unión.

Desde su llegada a Central, y en especial en los amistosos disputados, de Zabala siempre se dijo que el perfil zurdo no le sienta bien, pero Cocca siempre declaró que su fuerte no es la velocidad y lo que pretende de él es que se asocie al resto, que juegue.

En los primeros 45 minutos le salió casi todo mal. No fueron pocas las veces que intentó desbordar y quedó a mitad de camino, pero no sólo eso, sino además poniendo al rival en condición de contraatacar. Cómo habrá sido su partido hasta ahí que de a ratos se escucharon algunos de esos murmullos que lo que suelen hacer es nublarles más la vista a los jugadores. Pero el DT entendió que debía seguir. El resultado le dio justamente la derecha.

"No hice un buen primer tiempo, estuve impreciso y me costó acomodarme en la cancha. Es una posición a la que me había desacostumbrado pero a la que conozco. Sin dudas que es un puesto en el que puedo jugar", destacó Zabala tras el encuentro.

Y lo dicho, su segundo tiempo se ubicó en las antípodas. Porque participó más activamente del juego. Hubo una jugada en la que se atrevió a bailotear por encima del balón. Fue la muestra más acabada de que su confianza ya era mayor.

Primero bajó un centro de Molina en el segundo palo. Después, lo conocido, la entrada como una tromba luego de que Ribas se la bajara de cabeza, para anotar el tanto que le dio la victoria al equipo, en un partido en el que Zabala arrancó para el olvido y que terminó haciendo olvidar ese flojo inicio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario