Central

Un ataque que insinúa pura dinamita

Cocca tiene variantes para conformar una delantera temible. Las llegadas de Gamba, Zabala, Rius y Ribas potenció el aspecto ofensivo canalla.

Martes 06 de Agosto de 2019

El fútbol tiene dos arcos, un para defenderlo y el otro para atacarlo. Una teoría muy simple de graficar, aunque muy complicada de llevarla a práctica con efectividad. Hasta el momento el Central de Diego Cocca, con dos victorias en dos partidos jugados, demostró orden y solidez a la hora del retroceso, y también comenzó a esbozar algunos atributos interesantes del medio hacia adelante. Si se pone el foco exclusivamente en el aspecto ofensivo del equipo hay que destacar como primera medida que el DT dispone de opciones válidas para terminar de conformar un ataque temible que pueda imponerse a las defensas rivales.

   Y, lo principal, es que hay variantes del medio hacia adelante, en especial con la llegada de refuerzos que dejaron una grata impresión en el arranque de la Superliga. El canalla puede amalgamar una delantera con buena efectividad goleadora.

   En las dos fechas jugadas (victorias 2 a 1 ante Atlético Tucumán y 1 a 0 frente Talleres) Cocca dispuso la presencia entre los once de cuatro jugadores con características ofensivas, dos por las bandas, un mediapunta y un nueve de área. Y en ambos encuentros de arranque los apellidos fueron Ciro Rius, en la derecha; Diego Zabala, en la izquierda; Maximiliano Lovera, como mediapunta; y Claudio Riaño, como nueve definido.

   Aunque en la victoria del pasado domingo ante T en el complemento se vio a la dupla de ataque integrada por Lucas Gamba y Sebastián Ribas, que tal vez pronto puede tomar la posta del dúo Lovera y Riaño.

   Gamba demostró que es un mediapunta bicho, astuto, picante y resolutivo para generar huecos en la defensa rival. Y Ribas es un nueve percherón, posicional, de notable juego aéreo, que si es bien abastecido puede convertir o asistir a sus compañeros como lo hizo con Zabala antes del gol a Talleres.

   Hay que decir que el otro punta que tiene el plantel es Fernando Zampedri, pero prácticamente no podrá jugar en este semestre por una lesión en el tobillo.

   Mientras que en las bandas de la cancha hay alternativas. Por derecha arrancó Ciro Rius, que anotó un golazo en Tucumán, y su reemplazo puede ser Agustín Allione, que se repuso de una lesión en la rodilla. En el carril izquierdo, al actual titular Zabala se le suman como alternativas el refuerzo Nicolás Colazo y Jonás Aguirre. Y otro jugador que Cocca utiliza como comodín es el juvenil Joaquín Pereyra, que puede moverse por las bandas o en la zona central del mediocampo.

   Estas son las principales alternativas que tiene Cocca para armar el andamiaje ofensivo de un Central que por ahora marcha como líder de la Superliga y además ahora está afuera de los puestos que momentáneamente están en zona de descenso.

   La idea de Cocca es perforar por afuera con carrileros picantes, que también den una mano en el retroceso. Además contar con un mediapunta movedizo que se anime a retroceder para buscar la pelota y encarar. Y utilizar un nueve clásico, que siempre esté dentro del área cuando culminen los ataques.

   Central, sin bien como la mayoría de los equipos está en etapa de formación, en las dos primeras fechas demostró indicios de estar en vías de conformar una delantera picante. Que sea pura dinamita. Cocca deberá aceitar las piezas para que su Central siga trepando en todas las tablas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario