Newell's

Ni el diluvio pudo con el césped del Coloso que aguantó bien

El terreno aguantó la intensa lluvia, que había puesto en duda la realización del encuentro.

Viernes 11 de Mayo de 2018

El césped del Coloso respondió casi a la perfección, sin problemas para que el partido decisivo se llevara a cabo tal como estaba programado. Y más allá de las dudas de que aparecieron debido a la intensa lluvia que se desató en la jornada de ayer, al final el árbitro ecuatoriano comprobó y dio el okey para que el encuentro con Atlético Paranaense se jugara normalmente.

La cantidad de agua caída a lo largo de la mañana y en el inicio de la tarde puso en alerta a las autoridades, sobre todo a la cuaterna arbitral. Después del mediodía hubo un recorrido para analizar el estado del campo de juego, que lució en condiciones a pesar del agua caída. En general, siempre el piso del Coloso "aguantó" los embates climáticos.

Un par de horas antes del inicio del encuentro el juez volvió a pisar el terreno de juego para comprobar si estaba apto para el juego. A esa altura la lluvia ya había desaparecido, por lo tanto no hubo impedimento alguno para que la Lepra y Paranaense definieran qué equipo iba a seguir en la Copa Sudamericana.

Toda la incertidumbre que despertó la lluvia, que nunca se detuvo, quedó de lado cuando finalmente el árbitro ecuatoriano anunció que no había inconvenientes para que el encuentro se llevara a cabo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario