Ovación

Messi: "Newell's es algo pendiente, pero no sé si se va a dar"

Lionel Messi dijo en una entrevista inédita que se ilusiona jugar en el Coloso pero lo condicionó a muchos factores. "No es sólo decir: «me voy a jugar a Newell's para cumplir ese sueño»"

Sábado 01 de Junio de 2019

Una atípica entrevista. Inédita en realidad. Lionel Messi en un programa de TV en vivo, en el propio estudio. Más de una hora hablando de todo. De la selección, por supuesto, de su determinación a seguir persiguiendo el sueño de celebrar un título hasta que pueda hacerlo. De su infancia, sus sueños, sus deseos, donde inevitablemente está Newell’s, que siempre lo espera. El mejor jugador del mundo fue un jugador de toda la cancha frente a un micrófono, como nunca. Y ahí no sólo refrendó que es una cuenta pendiente jugar en el fútbol argentino y en el equipo rojinegro de sus amores, pero dejó claro que será difícil por una circunstancia familiar más que nada. Aunque no cerró la puerta. “No sé que va a pasar”, expresó. Y de yapa, contó la conocida anécdota cuando de pibe fue a probarse a River y cuando le fue a pedir el pase luego de que le prometieran hacerse cargo del tratamiento de crecimiento que el entonces presidente leproso Eduardo López le negaba, “me sacó cagando”.

La entrevista arrancó en un tono intimista en Fox Sports , con mate de por medio, y Sebastián Vignolo lo llevó a su ilusión de purrete. Así, no dudó en repetir una vez más su anhelo de vestir la rojinegra en la primera. “Mi sueño fue siempre ser futbolista, llegar a primera división. Yo estaba en Newell’s, iba a ver los partidos y mi sueño era jugar en el Coloso. Después la vida me llevó para otro lado. Pero mi sueño fue siempre ser jugador profesional, después lo que vino superó totalmente todo”.

Messi vivió una jornada atípica en todo sentido. Primero compartió almuerzo y fotos con las chicas de la selección argentina, antes de que partan al Mundial de Francia (ver aparte). Y luego, con la misma indumentaria, cumplió con el Pollo Vignolo y acaparó la atención de todo el mundo futbolero con una nota en vivo sin filtros.

Por supuesto, la entrevista fue y vino, pero el foco más importante para los que la vieron en Rosario estuvo en relación a su posible vuelta, a cumplir ese sueño que aún sigue vivo de jugar en Newell’s. Pero con mucho de lógica marcó también los límites.

Repitió entonces que “mi sueño de chiquito era jugar en primera, en el fútbol argentino y en Newell’s porque era donde yo jugaba, soy hincha y porque iba a la cancha a ver los partidos y quería estar ahí adentro. Pero no sé qué puede ser pasar”, expresó. Y agregó: “Es algo que tengo pendiente para mí, pero no sé si se va a dar o no. Hay muchas cosas en el medio para tomar esa decisión. No es sólo «me voy a jugar a Newell’s para cumplir ese sueño». No. Tengo una familia, dependo de mis hijos. Thiago ya es grande y tiene un grupo de amigos espectacular que no me gustaría romper tampoco. Se tienen que dar muchas cosas. Incluso a veces se lo tiramos en joda, de que nos vamos a ir para Argentina o para Estados Unidos, y él nos dice que «yo de acá no me voy»”.

Y la otra vez en que se refirió al club del parque Independencia, fue cuando Vignolo le preguntó sobre cómo fue la prueba que hizo en River. Y ahí contó que los millonarios estaban dispuestos a pagarle el tratamiento hormonal de crecimiento que necesitaba, algo que en Newell’s le negaron cuando Eduardo López era el presidente. También contó que le pidió el pase y “me sacaron cagando”. Así lo relató, sin sacarle ni una coma:

“Yo estaba en Newell’s y fui a probarme a River por un técnico que había en ese momento en Newell’s. Estaba en ese momento la escuela de River en Rosario y uno de los chicos iba a probarse y me dijo: «¿querés venir?», y yo le dije: «bueno, vamos». Me trajeron a Buenos Aires y jugué con chicos más grandes. Me acuerdo que había un montón de pibes y no me ponían. Jugué 15 o 20 minutos y me dijeron que vuelva a los diez días con mi categoría. Y volví, hicieron un partido e hice tres o cuatro goles con chicos de mi edad. Me dijeron que me quede y que traiga el pase, que me bancaban el tratamiento, algo que Newell’s nunca me bancó en ese sentido, nunca me lo pagó. Mi vieja renegaba para que nos puedan ayudar porque era complicado en esa época. Mis viejos hicieron un esfuerzo grandísimo para pagarlo. La obra social y el trabajo de él ayudaron para que pueda ir pagando algunas cuotas, y en River dijeron que se hacían cargo. Pero cuando fui a buscar el pase a Newell’s me sacaron cagando. Estaba López (el ex presidente, Eduardo, ya fallecido) creo y me dijeron: «cómo te vamos a dar el pase». En realidad no me acuerdo muy bien porque todo lo hacía mi papá. Bueno, el pase no me lo dieron y después salió lo de Barcelona”.

Del Barsa dijo “que me trataron bárbaro. Me fui a los 13 años y fue difícil porque a mis hermanos mayores les costaba y se volvieron”. Pero “yo me quería quedar, faltaba poquito para cumplir el sueño”.

La selección

Por supuesto, el eje de la charla estuvo en la selección y en la primera nota que dio en Argentina luego de Rusia 2018, Messi dijo que “quiero ganar algo con la selección o intentarlo todas las veces que sea posible, no quedarme con que no se me dio. Por la gente que no quería que esté o comentarios malos hacia mí. Quiero levantarlo, intentarlo otra vez, es el mensaje a los niños que le gusta verme. Eso es la vida, tropezar y volver a levantarse, y lucha por los sueños”. Y confesó que a su hijo mayor Thiago, que está pendiente de todo lo que hace su padre, “le encanta que venga” a la selección.

Dos mundiales

“En Brasil cambiamos la táctica por los lesionados. Primero fue el Kun y luego el Pipa, y en las eliminatorias jugamos con los dos. Nos hicimos fuertes en defensa y no nos creaban chances. Sacábamos los partidos y en la final con Alemania nos pasó lo mismo, las más claras las tuvimos nosotros. Ellos sólo un cabezazo y la del gol, un centro con un hombre encima. Nos faltó suerte. Lo tuvo el Pipa, lo tuve yo, hubiera cambiado todo”. Y en Rusia dijo que todo “fue muy complicado, la preparación y los partidos. Por eso la culpa de errar el penal con Islandia. Si ganábamos hubiera sido todo distinto. Con Croacia no pasaba nada hasta la jugada desgraciada (El regalo de Caballero). La realidad es que no éramos candidatos”.

La Copa América

“Hoy todo es diferente. Hay una nueva camada de chicos, un recambio después de una camada impresionante que hizo mucho y no fue reconocida. Hay una gran ilusión por jugar la Copa América”.

El futuro

“No sé si llegó” a Qatar 2022. “Espero estirar al máximo posible. Me da un poco de miedo qué va a pasar después del fútbol. No me veo de técnico, de primera al menos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});