Central

Los 10 mandamientos

Central atraviesa su peor momento en el torneo y está obligado a mejorar unas cuantas cosas para reponerse e intentar cerrar el semestre de la mejor manera.

Miércoles 23 de Octubre de 2019

Las sensaciones de frustración hoy pueden más. Lejos están de asociarse a la resignación porque queda un largo trayecto por recorrer, pero es indudable que Central tiene que hacer un click. Así, las cosas no le funcionan, y si no cambia a tiempo los padecimientos se incrementarán. Y como las cuestiones futbolísticas son las que monitorean y determinan esos estados de ánimos hay una serie de medidas que el canalla debe poner en práctica cuanto antes para que se le aclare el panorama. Diez mandamientos que debiera cumplir a partir de lo que fue la primera derrota en el torneo, que lo puso en la situación de mayor incomodidad y desamparo.

1 - Mantener la calma

Para el momento que vive Central lo fundamental es mantener la calma, algo que suena difícil, pero que deberá demostrar. Amén de que el presente no es bueno, entrar en estado de pánico es lo peor que le puede pasar al equipo. Corre para el plantel (cuerpo técnico y jugadores) como para el resto. El club viene de un par de semanas calientes en su vida institucional y más allá de que los futbolistas no absorban ese contexto, la tranquilidad le será clave para llegar al receso de la mejor manera.

2 - Romper la racha sin triunfos

Es indudable que los pocos atributos que generó el invicto ya no son tales. Es fácil hablar con los números puestos, pero está claro que a Central le hubiera convenido perder algunos partidos y ganar otros tantos. De la situación en la que está debe salir ganando, algo que logró sólo en las dos primeras fechas. Es esa seguidilla de ocho encuentros sin poder sumar de a tres lo que lo llevó a este estado de alerta y lo que deberá romper de inmediato.

3 - Redefinir su estilo

Hubo partidos en los que Central mereció mejor suerte, pero en la mayoría de los casos siempre fue una pulseada demasiado pareja con sus rivales. Salvo el encuentro frente a Racing, al canalla le costó marcar la diferencia. Siempre se mostró como un equipo "previsible" y eso quizá haya hecho que a los rivales les sea un tanto sencillo saber de qué manera va a jugar. Cocca siempre habló de "crecimiento" y de que el camino era el correcto, pero se debe una redefinición sobre su estilo de juego.

4 - Reponerse a la primera derrota

Haberse mantenido invicto hasta el partido contra Vélez hizo, entre otras cosas, que el equipo nunca tuviera que demostrar qué capacidad tenía para reponerse de una derrota. Pero ahora le llegó el momento. Es la primera vez que el canalla sufrió un traspié, por lo que ahora sí estará frente al desafío de erguir rápidamente su figura. Le tocará justo de visitante, sin el apoyo de su gente, pero el contexto será lo de menos. La semana de trabajo le será clave, pero la verdadera demostración estará el próximo martes en el estadio Ciudad de La Plata.

5 - Ganar ante rivales directos

Sin dudas una de las mayores cuentas pendientes hasta el momento. Hasta el receso Central tendrá por delante a tres rivales directos en la lucha por la permanencia: Estudiantes, Aldosivi y Central Córdoba (SE), el primero y el último en condición de visitante. Si hay algo que el equipo de Cocca no logró hasta aquí fue hacerse fuerte contra otros de esos competidores. Ya enfrentó a Patronato, Colón, Newell's y Lanús y a ninguno pudo ganarle. Es cierto que no perdió con ninguno (fueron todos 1-1) pero nunca pudo marcarles el terreno.

6 - Hacerse fuerte de local

Cualquiera sea el objetivo (permanencia, título o ingreso a copas internacionales), la localía suele tener un plus y Central no la está aprovechando. Es otro de los puntos clave en los que el canalla está fallando. Es correcta la mención de que contra todos los equipos que jugó en el Gigante (a excepción del clásico, que fue de un trámite mucho más parejo) hizo los méritos suficientes como para merecer mejor suerte, pero al único que le pudo ganar fue a Talleres. No pudo con Patronato, Newell's, Racing y Vélez.

7 - Leer mejor los partidos

Hay dos ejemplos muy claros en esto de realizar una correcta lectura de cada partido: ante San Lorenzo el equipo (aun no jugando del todo bien) logró ponerse dos goles arriba antes de los 20 minutos y se lo empataron en el primer tiempo; frente a Patronato ganaba y tenía un hombre más y también se lo igualaron. Cada partido es diferente y todos cuentan con condimentos especiales, pero Central ya dio sobradas muestras de que en ocasiones le faltó inteligencia para jugar con las urgencias y la desesperación del rival.

8 - Generar más juego

Por algo Central está donde está y en gran medida se lo debe a la endeblez futbolística que mostró en este inicio del campeonato, amén de algún que otro trámite favorable. Este Central se caracterizó por ser un equipo al que le falta juego. Tuvo ráfagas de enjundia y avasallamiento sobre el rival, pero nunca fue una constante. Y esos pocos momentos tuvieron más que ver con un sometimiento físico o de actitud que por cuestiones futbolísticas. La intermitencia en su juego lo pone en un lugar de incomodidad y frente a la obligación de mejorar.

9 - Afinar la puntería

Aun sin jugar del todo bien, Central demostró ser un equipo que genera. No en la medida ni de manera pareja y constante de un partido a otro, pero se las ingenia para fabricar situaciones. Uno de sus grandes inconvenientes es que para marcar necesita de varias chances. Otra vez, los partidos con Patronato y Racing aparecen como ejemplo. Si lo que necesita es ganar, para llegar a eso indefectiblemente le hace falta una mayor capacidad goleadora. En sólo dos cotejos pudo convertir.

10 - Sostener la actitud

Huérfano de buenos resultados como está en estos momentos, Central tiene la particularidad de que pelea los partidos hasta el final y, de hecho, hubo uno solo (Vélez) que le pudo ganar. Desde la actitud parece haber poco para reprocharle a un equipo que al que futbolísticamente las cosas no le salen del todo bien pero que se brinda por entero y que, entre otras cosas, siempre supo reponerse cuando estuvo arriba en el marcador, salvo en el último encuentro, en el que sólo a partir de esa actitud pudo empatarlo sobre el final.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS