Newell's

La noche se llenó de luz y pasión

Como en cada previa desde hace décadas, los leprosos llevaron adelante el clásico ritual en el Coloso junto a los jugadores.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

Una vez más se desarrolló el tradicional banderazo. Ese que se realiza cada jueves en la previa al clásico de la ciudad, el que acapara la atención de la gente y el que altera los estados de ánimo. Miles de hinchas, vestidos de rojo y negro y haciendo flamear o colgando las banderas, pintaron el Coloso Marcelo Bielsa, que fue abierto precisamente para este ritual que se repite desde hace más de dos décadas. De hecho, el primero se llevó a cabo el 20 de junio de 1996.

Respetando esta tradición, llevada a cabo más allá del andar del equipo en cada momento, ayer una multitud de leprosos se congregaron en el estadio para cantar y elevar el semblante de los jugadores, muchos de los cuales lo vivieron por primera vez. Y esos fueron los que se sorprendieron en vivo (más allá de saber lo que sucede desde hace años). Otros ya lo palpitaron en distintos momentos, pero igualmente renovaron esas emociones que se viven en este encuentro. Más aún cuando el duelo con su eterno rival será en terreno adversario, más precisamente en el Gigante de Arroyito, y los rojinegros tendrán que seguirlo pegados a la tele.

Embed

A la hora señalada, cerca de las 19.20, los futbolistas pisaron el campo de juego para que se iniciara la fiesta sin fútbol. Y durante largos minutos el plantel y los simpatizantes se fundieron en un abrazo imaginario con un solo pensamiento: ganar el domingo en cancha ajena.

El punto de extrema pasión se produjo con una artillería de fuegos artificiales que iluminaron el cielo del jueves por la noche sobre el Coloso, mientras que los simpatizantes que colmaron distintos sectores del estadio iluminaban el oscuro reducto con sus teléfonos móviles.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario