Newell's

Ignacio Cuffaro: "Quiero volver a jugar, cuando sea y como sea"

Surgido de las inferiores rojinegras, el futbolista de 22 años fue operado de cáncer y transita con fortaleza este momento de su vida. El apoyo que recibió y la repercusión.

Martes 05 de Marzo de 2019

El recuerdo de Ignacio Cuffaro era difuso para los hinchas de Newell's, hasta que una publicación suya en la red social Twitter los llevó a indagar, no sólo a ellos sino a muchos seguidores de fútbol del mundo, de quién se trataba. Lo llamaron de todas partes del planeta, además de Maxi, Formica y el Patón Guzmán. Rodeado de afectos en el hogar familiar de barrio Echesortu, se recupera de una operación de un cáncer en los testículos, "siempre con todas las pilas", asegura el mediocampista surgido de las inferiores rojinegras. Esa entereza es la imagen que transmite y que fue confirmada por su padre Cristian: "Es muy fuerte de la cabeza". Desconoce cómo seguirá su tratamiento, pero tiene una cosa en claro. "Quiero volver a jugar, cuando pueda, donde sea y como sea", dice.

En el televisor se transmite la previa del clásico español. Cuffaro espera "ver a Barcelona". No menciona a Real Madrid. El interés pasa por el conjunto catalán, o mejor dicho por Lionel Messi. Las últimas semanas de este fanático de Newell's fueron vertiginosas. "El 14 de febrero me diagnosticaron lo que tenía y enseguida me operaron. Fue muy rápido", dice el joven, de 22 años, que hasta fin del año pasado jugó para Drava Ptuj, de la 2ª división de Eslovenia, adonde había llegado en agosto de 2017.

Hasta la intervención quirúrgica, "la única lesión seria fue en Eslovenia", donde se rompió "los meniscos", fue operado y volvió a jugar "a los tres partidos". Cuando se enteró de su enfermedad, se le ocurrió escribir en Twitter: "Hoy me toca parar la pelota y hacerle frente a la peor enfermedad que existe, no me importa... te voy a ganar y me verás volver". La repercusión fue inmediata y masiva.

"Siempre escribo cosas en Twitter con respecto al fútbol, Newell's y Messi. En Newell' se había corrido la bola y para que no digan cosas que no son puse por lo que estaba pasando. No tenía ninguna intención de nada. Pero se viralizó. Me escribieron jugadores de otros países. Un futbolista de Puerto Rico que tiene la misma la enfermedad, que hace un año que no juega y está por volver a entrenar, me dijo que le meta para adelante. Me han escrito hasta hinchas de Central. Todos me dan fuerza", cuenta.

Cuffaro reconoce que a veces se fastidia. "Me enojo cuando me dicen que ya está, que todo pasó. Estoy en una postura neutra. No quiero pensar ni en una cosa ni en otra. No sé si el tratamiento será corto o largo. Ojalá no tuviera nada y pudiera seguir, pero hoy sólo debo hacer lo que dicen los médicos. Me apoyo en mi familia. Es por ellos que justamente estoy así, siempre con todas las pilas", dice.

"Recibí llamados de Maxi, el Gato (Formica), el Patón Guzmán, Bernardello, Komar, con quien habíamos jugado (en Renato) y seguimos en contacto, Nadalín, Alexis Rodríguez, con quien nos juntamos siempre. Me habló Bidoglio y todo su cuerpo técnico. La familia de Martino me hizo llegar un mensaje. Raggio fue a verme al hospital. Adrián Busso, a quien tuve de preparador físico en la reserva, fue uno de los primeros que se comunicó. Jerónimo Aimar, preparador físico de la selección juvenil e hijo del Cai, me dio algunos consejos de cómo enfrentar el tratamiento y la enfermedad", repasa.

Newell's se puso a disposición y le ofreció las instalaciones del Centro de Entrenamiento Jorge Griffa para la recuperación. "Me habló D'Amico y me dijo que fuera, que tendré todo, desde ropa hasta médico".

"En Eslovenia fueron dos años bárbaros. Lo que me costó fue la forma de vivir. A las 6 de la noche ya habían cenado y no salían más de la casa. Estando allá le decía a mi papá que si podía permanecer en ese país podía ir a jugar al fútbol a China o cualquier otro lado", cuenta en medio de esta pausa de su carrera, antes de expresar un deseo: "Quiero volver a jugar, cuando pueda, donde sea y como sea".

"Cuando te metés en el fútbol sabés que un día estás y mañana no. Es lo que me pasó a mí. Venía jugando muy bien, llegué a la Argentina, con la ilusión de seguir mi carrera y de repente suceden estas cosas, como puede pasarte una lesión o cualquier otra cosa", dice sin resignarse.


>> Mensaje canalla

Cuffaro es un agradecido con muchos hinchas de Central que le brindaron su respaldo. El papá del futbolista cuenta que un simpatizante canalla le envió un mensaje sentido y particular: "Recuperate y caganos a goles".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});