Central

El esquema pensado por el Patón no resultó

El 4-1-4-1 que volvió a implementar Bauza no anduvo y el equipo no mejoró pese al cambio.

Sábado 23 de Febrero de 2019

Sería muy sencillo que el problema de un equipo, en este caso de Central, fuera utilizar tal o cual esquema. Como se dijo desde estas páginas tras la caída ante Tigre en el Gigante, el inconveniente no es el dibujo táctico. Los problemas que tiene hoy el conjunto canalla son muchos más pronunciados y van más allá de una disposición táctica.

Ayer, con el mismo esquema utilizado frente a River, el equipo debió haber jugado como aquella vez y ni por asomo tuvo una actuación parecida. Por eso, cuando se fracasa con un plan y con otro, las explicaciones deben ser buscadas en otro ámbito y no en la disposición táctica de un equipo.

Ante el fracaso contra Tigre, en el que Bauza decidió retornar al 4-4-2 tradicional, para esta ocasión se buscó lo que mejor resultado le había dado. Las explicaciones quedaron a la vista de todos y desembocaron en una nueva derrota canalla, esta vez contra Lanús en La Fortaleza.

Si Central quiso fortalecer el mediocampo para que Lanús no se le metiera con demasiada facilidad, la apuesta falló. Porque en ese toqueteo de un lado a otro, haciendo la medialuna gigante de línea del lateral a la otra, el granate siempre encontró espacios para lastimar, sin que ello terminara, inexorablemente, con alguna situación clara de gol.

Si Central pensó que con Gil y Ortigoza por el centro, más Allione y Camacho por las bandas podía inquietar, también falló.

En los 90 minutos no hubo un solo tiro al arco (dentro de los tres palos) que incomodara a Ibáñez. Pero más allá de una situación más o una situación menos, al equipo le faltó circulación, tenencia y, sobre todo, decisión en el intento de agredir al rival.

Ni siquiera el orden estuvo. Lo que hubo fue más bien desorden. Por ejemplo, en el primer tiempo fue Gil quien tuvo que salir como loco allá arriba para darle una mano a Zampedri, quien corría de un lado al otro en medio de los tres centrales granates.

Si Edgardo Bauza disolvió ese esquema inicial fue porque vio que lo que había pensado no le salió. Pero lo que vino después no fue remedio. Al contrario. Sumó más problemas.

Central no empata o pierde por uno u otro esquema.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});