Ovación

El clásico rosarino busca resolver las coordenadas

Entre lunes y martes de la semana que viene habrá una reunión cumbre en la sede de Gobernación para comenzar a definir la cancha, el día y el horario que tendrá el gran derby rosarino por los cuartos de final de la Copa Argentina.

Sábado 06 de Octubre de 2018

En el inicio de la semana que viene empezarán a surgir novedades concretas respecto a lo que será el formato organizativo que tendrá el gran clásico que protagonizarán Newell's y Central, por los cuartos de final de la Copa Argentina. Porque entre lunes y martes se llevará adelante una reunión en la sede local de Gobernación, en la que se avanzará en la definición de la sede, el día elegido y el horario en que se desarrollará tamaño partido entre canallas y leprosos. Todo lo que se diga hasta ese cónclave será letra muerta porque no se puede poner el carro delante del caballo. Acá las especulaciones no cuentan y encima confunden. La realidad es que para que haya respuesta a la pregunta que invade cada rincón de la ciudad, sobre ¿cuándo se juega el clásico?, hay que tener paciencia. No queda otra. Lo que es seguro es que en 2018 habrá derby rosarino. Y ojalá que sea una fiesta.

   Desde los organismos de seguridad de Santa Fe ayer le confiaron a Ovación que entre lunes y martes está prevista una reunión en la sede local de Gobernación, en la que participarán directivos de ambos clubes de la ciudad, además de cursarse las invitaciones respectivas a los organizadores de la Copa Argentina y a los representantes de la seguridad de la Nación. La intención es que entre todas las partes se llegue a un punto de acuerdo para darle luz verde a la organización del derby.

   Y tal como adelantó este diario en los últimos días, las alternativas de sedes van desde la propia ciudad de Rosario (sorteando la localía), pasando por la capital santafesina (los estadios de Colón o Unión) y llegando al Mario Kempes de la vecina capital de Córdoba. Claro que tampoco hay que descartar que el cotejo se desarrolle en alguna de las otras canchas del país que habitualmente son sedes de partidos trascendentes de la Copa Argentina.

   "Hasta que no se haga una reunión entre las partes, que incluya a los dirigentes de los clubes rosarinos, policía de la provincia, organismos de seguridad a nivel nacional y la empresa organizadora, todo lo que se diga respecto del partido no tiene ningún valor. Hasta que no se lleve adelante esa reunión son todos rumores. Y la reunión será en los primeros días de la semana entrante", le confió ayer a Ovación Leonardo Gallego, del área de prensa de la Copa Argentina.

   En este escenario se desarrolla la previa de lo que será el cotejo más importante que hasta el momento tendrán que afrontar Edgardo Bauza y Omar De Felippe, desde que tomaron las riendas de sus respectivos equipos en este año. Y además este será el único clásico del 2018, con carácter eliminatorio, a suerte y verdad, y con los penales como telón de fondo por si no se sacaron ventaja con la pelota en movimiento en 90 minutos reglamentarios.

   Así, hoy los equipos rosarinos están pendientes de lo que será este fin de semana la participación en la Superliga, con Central recibiendo mañana a Unión en el Gigante de Arroyito, y con Newell's visitando el lunes a Colón en el Cementerio de los Elefantes. Dos partidos trascendentales tanto para canallas como para leprosos para seguir creciendo en el torneo doméstico, en el que necesitan evolucionar en juego y resultado.

   Ninguno de los clásicos rivales jugaron la fecha pasada por motivos diferentes. Newell's no tuvo acción ante Estudiantes por cuestiones climáticas que luego no fueron tales al horario pautado para el inicio del partido y hubo una suspensión polémica en la cancha de Quilmes. Y Central solicitó la postergación del partido ante San Martín de San Juan debido a las elecciones del domingo pasado. Claro que los de Arroyito tuvieron rodaje esta semana por Copa Argentina, en la victoria del miércoles por penales ante Almagro, que justamente desembocó en que haya clásico rosarino por los cuartos de final del certamen federal.

   Está claro que los de Bauza y De Felippe afrontarán con absoluta seriedad y concentración los compromisos de esta octava fecha de la Superliga. Pero sería erróneo pensar que los planteles rosarinos no están mirando de reojo lo que será el apasionante clásico que se viene por Copa Argentina. Porque aunque aún no tenga cancha, fecha ni horario definido, el magnetismo que contagia este tipo de partido trascendental ya se respira en cada rincón de la ciudad.

   Hoy no hay bares, charlas de amigos, diálogos de oficina o encuentros familiares donde falte la palabra "clásico". Todo indica que podría jugarse en este mes de octubre y con públicos de ambos equipos, aunque eso tampoco está resuelto. La realidad es que hay que ir paso a paso y disfrutar de la previa del partido más hermoso y pasional del mundo: el extraordinario clásico de leprosos y canallas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});