Ovación

Copa Davis: perdió el dobles y la serie ante Rusia se define mañana

Los tenistas David  Nalbandian y Guillermo Cañas perdieron hoy por 6-2, 6-1, 6-7  (9-11), 3-6 y 8-6 con Igor Kunitsyn y Dmitry Tursunov en el punto  de dobles de la semifinal de Copa Davis que ahora Argentina le  gana por 2-1 a Rusia, en el Parque Roca.

Sábado 20 de Septiembre de 2008

Buenos Aires- Los tenistas David  Nalbandian y Guillermo Cañas perdieron hoy por 6-2, 6-1, 6-7  (9-11), 3-6 y 8-6 con Igor Kunitsyn y Dmitry Tursunov en el punto de dobles de la semifinal de Copa Davis que ahora Argentina le gana por 2-1 a Rusia, en el Parque Roca. Mañana, en la última jornada, se definirá a un finalista. Nalbandian y Nikolay Davydenko abrirán la jornada, y a continuación se  medirán Juan Martín Del Potro e Igor Andreev.

En el primer set la dupla argentina comenzó algo desconcentrada, dubitativa, fuera de ritmo y sin precisión. Los rusos consiguieron quebrar dos veces el saque de los argentinos, una vez a Cañas, en el sexto parcial, y otra a Nalbandian, en el octavo game, que le permitieron adelantarse por 6-2, tras 27 minutos de partido.

En el segundo set la historia volvió a repetirse, porque Tursunov y Kunitsyn eran claros en su juego, metían todo lo que tiraban, mientras que por el lado argentino, Nalbandian y Cañas fallaban mucho en sus disparos.

En ese parcial, la dupla local no ganó un solo game con su servicio. El único tanto que consiguió en esa manga fue quebrando el saque de Kunitsyn en el tercer game, a pesar de haber contado con otras tres chances para hacerlo.

El saque de los argentinos fue su punto más flojo, ya que sólo  consiguieron el 25 por ciento de los puntos con el primer servicio, en contraposición al 64 por ciento que alcanzaron los dirigidos por Shamil Tarpischev en el mismo rubro.

Cañas hasta allí no estaba en su mejor tarde. Poco preciso, errando muchos tiros, en cambio, Nalbandian llevaba adelante las  aspiraciones argentinas.

El tercer set comenzó con un equipo albiceleste más ambicioso, yendo hacia adelante. Tal es así que se quebró el saque de  Tursunov en el segundo juego para sacar rápidas ventajas de 2-0.

Luego, el juego volvió a complicarse. Argentina estaba 4-2 arriba en el parcial, y en ese momento el equipo ruso quebró el saque del tapialense Cañas para que, posteriormente Kunitsyn mantuviera su saque y así igualar 4-4, cuando parecía que el primer parcial  para Argentina se encaminaba.

La lucha fue pareja, a tal punto que la definición de la manga se tuvo que dar por tie break. En esa instancia el equipo visitante contó con 3 match points para finiquitar el partido, pero Cañas sacó a relucir su mejor tenis en ese momento y el equipo de Luli  Mancini volvió al partido. La última bola de la muerte súbita la jugó Nalbandian, al centro de la cancha rusa, con una impecable  volea en la red.

En el cuarto set continuó la levantada del equipo argentino que comenzó quebrando en el tercer punto del cuarto set para ponerse 2-1 arriba, luego de que en la jugada previa Nalbandian cruzara un revés tremendo.

El set parecía encaminarse para los albicelestes luego del segundo quiebre en el séptimo game, pero Rusia se sobrepuso y quebró en el octavo para ponerse más cerca, 5-3 abajo con su saque.

Finalmente, los argentinos quebrarían en el noveno game el saque de Tursunov, tras una devolución larga del equipo ruso y la  paridad en sets quedaría sellada, 2-2.

El último set fue a pura emoción y se terminaría definiendo luego de 59 minutos de juego 8-6 a favor de los europeos.
La dupla argentina comenzó bien, con un Nalbandian que se  mostró confiado en la red devolviendo todo con gran precisión. Además, Cañas solidificaba su juego en cada game.

El quiebre que el conjunto conseguiría en el cuarto juego del set definitivo generaba gran expectativa en el público que nunca  dejó de alentar. Pero los rusos, lejos de amilanarse, enfrentaron la adversidad, lograron un quiebre en el quinto game y otro en el séptimo, para pasar arriba en el tanteador 4-3, a pesar de puntos de buena factura conseguidos por la dupla local.

La definición llegaría luego de que Cañas perdiera su saque en el décimo tercer game. Hasta allí estaban igualados 6-6. Tras una doble falta del bonaerense, los rusos se adelantaron en el  marcador 7-6.

Tursunov sirvió para partido, y como en casi todo el juego no  falló. Tras un triple match point, Rusia logró su último punto que lo puso 2-1 en la serie semifinal de la Copa Davis y deja la serie abierta para los cruces individuales de mañana. (DyN)

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario