Ovación

Cómo juega Bragantino, el rival canalla en la Sudamericana

Bragantino, el equipo paulista de la compañía austríaca Red Bull, luce un juego muy técnico y ambicioso. El martes visitará al conjunto canalla en el Gigante

Lunes 09 de Agosto de 2021

No es un cuco. Pero amerita respeto. Infunde una puesta en escena particular. Red Bull Bragantino es un toro peligroso. Con hambre de gloria. La resultante de su radiografía futbolística es contundente. Los registros inmediatos indican que exhibe un juego muy técnico, ambicioso y ofensivo. Busca ser protagonista en todos los escenarios. En el Brasileirao es uno de los grandes animadores. En la Copa Sudamericana también. Este martes visitará a Central por el desafío de ida de los cuartos de final. A juzgar por su ADN, el elenco paulista buscará hacer pata ancha en Arroyito. Habrá que ver si puede arrollar al canalla, que también quiere seguir generando ilusiones en el ámbito internacional. El tucumano Tomás Cuello le inyecta una dosis de frescura y diablura al ataque del conjunto de Bragança Paulista, que apunta a seguir solidificando la estructura deportiva y promover jóvenes talentos.

Tiene alas en otras latitudes

Antes de hacer eje en lo estrictamente deportivo hay que destacar que la historia marca que Red Bull tiene una vasta experiencia en el plano mundial: Salzburgo de Austria, Leipzig de Alemania, New York de Estados Unidos, Bragantino de Brasil y Red Bull Ghana, que no funcionó. Otro dato saliente es que descubrió, entre otros baluartes, a Timo Werner, Sadio Mané, Naby Keitá, Erling Haaland y Marcelo Saracchi.

¿Cómo nació el rival canalla?

En los primeros meses de 2019. En ese entonces, la empresa austríaca de bebidas energéticas decidió desembarcar en el Clube Atlético Bragantino. Merced al gran aporte privado logró sanear la economía. Y en apenas siete meses consiguió ascender a la élite de Brasil pese a que se había proyectado hacerlo en dos temporadas. La meta es seguir creciendo y fortaleciéndose institucionalmente. Lo hace a pasos agigantados.

¿Cómo juega Bragantino?

Las particularidades del juego que luce Bragantino indican que es uno de los equipos más técnicos y peligrosos de Brasil, al igual que en la Sudamericana. A juzgar por el currículum que acumula, sobresale que busca desde el inicio el arco rival. En 15 presentaciones del torneo brasileño solo perdió una: con Fortaleza (dirigido por el ex Newell’s Juan Pablo Vojvoda).

Es un equipo que trata de pisar fuerte en cada estadio que visita. Ni hablar cuando juega de local, donde hace gala de equipo ganador gracias al apetito devorador que viene mostrando desde que comenzó la temporada. También tiene sus debilidades. Son pocas, es cierto. Aunque las tiene. Presenta cierta vulnerabilidad a la hora de retroceder, mientras defiende en línea con cuatro hombres. La táctica en ofensiva puede variar. Atrás, no.

Haciendo un repaso por el plantel que presentó en Conmebol, cae de maduro que cuenta con un grupo relativamente joven. Por supuesto que además tiene algunos profesionales con marcado recorrido. Como los defensores Aderlan y Edimar, el volante Lucas Evangelista y el delantero Ytalo.

El lado gris es que no acumula roce internacional. Pero es un rival que amerita un tremendo respeto. El canalla se topará con una formación que desde lo físico es una máquina de correr, meter y jugar. Ejerce una presión permanente. El Kily González deberá diseñar una estrategia contundente. Caso contrario, podría pasarla mal en el Gigante.

Habitualmente se planta con un esquema integrado por un 4-2-3-1 o 4-2-1-3. Se basa en la seguridad que ofrece el juvenil arquero Cleiton. El lateral derecho Aderlan suele ser la constante salida. Al defensor le gusta atacar, pero deja dudas cuando debe defender. En la zaga central tiene tres piezas salientes. La dupla puede estar conformada por Leo Ortiz, quien es veloz y tácticamente muy correcto (además integró la selección brasileña en la reciente Copa América) y Fabricio Bruno, que con su metro 90 de altura lo erige un firme ganador a la hora de la pelota parada en las dos áreas. Otra opción viable es la incursión del juvenil Natan, quien se perfila para emigrar a un grande de Europa a corto plazo.

A la hora de mirar el medio, todo depende de quién juegue. Raúl suele ser el único volante tapón. Es el celebro del equipo a la hora de recuperar la pelota y cubrir los espacios. Otro que sobresale es Lucas Evangelista. Es un zurdo interesante. Es más, junto a Claudinho (que salió campeón olímpico en Tokio y fue vendido a Rusia) son los autores intelectuales del fútbol en Bragantino. De sus respectivas creatividades fluye el fútbol en la ofensiva a todo ritmo.

Para Central es una gran noticia que Claudinho (24) no esté en cancha cuando sea turno de enfrentarse. El 10 de Braga la venía rompiendo. Era la figura del Brasileirao hasta antes de ir a los Juegos Olímpicos. No en vano lo compró Zenit de San Petersburgo en 15 millones de euros por el 80 por ciento de los derechos.

Mientras que el extremo Artur es actualmente el más punzante. Es zurdo, pero se planta y juega con pierna cambiada. Después figuran como grandes opciones Bruno Praxedes, Ramires, Helinho o el argentino Tomás Cuello, quien es delantero por naturaleza pero arranca desde atrás por la táctica que implementa el entrenador Mauricio Barbieri. El tucumano de 21 años está muy valorizado puertas hacia adentro.

Bragantino tiene un nueve experimentado: Ytalo (35 años). Se encarga del trabajo sucio en el área contraria. Desgasta a sus marcadores moviéndose por todo el frente de ataque.

La radiografía de Braga es clara. Tiene muchos puntos fuertes y pocos débiles. No habrá que subestimarlo por no contar en su historial con roce internacional. Pinta para hacer historia. Lo está demostrando en el Brasilerao y en la Sudamericana.

Central se jugará una gran patriada en esta llave copera frente a un conjunto sólido y con sed de hambre. A priori es un toro ofensivo. Pero el canalla también tiene sus atributos y será un hueso duro de roer para el elenco paulista.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario