Central

Central y un paso clave para coparse

A 7 fechas del final de la Superliga, Central precisa sumar fuerte en Paraná para entrar a la Sudamericana. El partido arranca a las 15.30 y televisa TNT Sports.

Domingo 01 de Abril de 2018

Central tiene esta tarde en el esquivo Presbítero Grella un desafío muy difícil. Para el desprevenido que mira la tabla objetivamente, se trata de un partido de dos equipos que están en mitad de tabla y sin demasiadas expectativas. Una verdad incompleta. Patronato debe engrosar su promedio, sobre todo pensando en la temporada que viene en que la tendrá brava. Y el equipo de Leo Fernández tomó envión desde su llegada para llevar al equipo auriazul desde la 26ª posición a la 14ª, ahí nomás de la clasificación a la Copa Sudamericana. Además, vale remarcar que a la primera Superliga le quedan apenas siete partidos. Que no hay tiempo de recuperar terreno. Que se precisa sumar en grande. Y será difícil además, porque en Arroyito se piensa ya en esta edición que comenzará en 10 días ante San Pablo, y por eso jugadores importantes aún están en las gateras para llegar bien a ese día.

Empezó tan mal la temporada con Paolo Montero que rápidamente Central se quedó sin objetivos importantes, consumada además la eliminación en semifinales de la Copa Argentina. Con el interino, luego merecido titular, Leonardo Fernández, el equipo recuperó la senda. Pero claro, se estaba tan lejos de todo, que ahora quedar a 3 puntos del ingreso al segundo certamen sudamericano es la única meta a perseguir, conjugada con el debut en el mismo torneo que se avecina y al cual también se accedió de forma similar.

Leer más: Cambio de última hora: Camacho entra por Gil

Con Montero al mando, Central también había arrancado el 2017 desde muy abajo y entró finalmente porque Independiente fue campeón de la edición pasada y liberó un cupo. Así que bien vale intentarlo ahora, siempre es bueno estar en el plano internacional. Por eso el partido de esta tarde es clave, además por la dificultad que representa Patronato, al que nunca le ganó de visitante, ni siquiera cuando el equipo de Coudet venía al galope y con su mejor formación de entonces también mordió el polvo.

Claro que además la dificultad no reside por ese reducto difícil, sino por lo dicho: este partido se inscribe en la cercanía del debut internacional ante San Pablo, en la única llave que se jugará antes del Mundial. Por eso, hay jugadores que fueron cuidados para la ocasión. Valen como ejemplo Marco Ruben y Mauricio Martínez. Ambos sufrieron lesiones musculares ante Godoy Cruz y ya pasó un mes, tiempo que en general es suficiente para retomar la actividad normal, pero no estuvieron nunca en consideración. En cambio, sí lo estará Maximiliano Lovera, otro soldado caído pero en la previa al Tomba por idénticas razones, quien sin embargo irá al banco. También fue reservado Jeremías Ledesma.

En ese sentido, Leo Fernández no sólo no toma los riesgos, sino que si el reemplazante rindió lo banca para la próxima oportunidad. Basta mirar el caso de Washington Camacho, que no pudo recuperar aún lugar pese a ser titular indiscutible antes de su lesión en el hombro en el amistoso de verano frente a Lanús.

Central empezó a sufrir los vaivenes de esas variantes, los juveniles que salieron a la cancha son prueba y error. El último flash ante Chacarita lo dejó bien claro pese a los goles salvadores del pibe Agustín Maziero, que tendrá su primera vez como titular, lo mismo que Emilio Di Fulvio. Contra eso también, además de una cancha y un rival siempre complicado, deberá enfrentarse el equipo de Leo para seguir con la ilusión de coparse en el futuro (más porque después tendrá un rival directo en casa como Belgrano) y para dejar el camino despejado para coparse dentro de unos días.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario