Ovación

Central está obligado a cambiar

La expulsión de Laso forzará al Kily González a reacomodar las fichas de cara a la cita con Banfield. El DT modificará el sistema porque Central será local

Lunes 09 de Noviembre de 2020

La derrota ante River es historia. De nada sirve seguir acumulando bronca por algo que no se hizo en su momento. Central no debe seguir derrochando energía. Tiene que enfocarse en lo que vendrá. Y el Kily González lo sabe. Sobre todo porque el próximo viernes el canalla recibirá nada menos que al solitario líder e invicto de la zona 3: Banfield. El entrenador de Arroyito arrancará este lunes la semana de entrenamiento con una baja asegurada. La de Joaquín Laso por expulsión. A eso hay que agregarle que también deberá retocar el sistema táctico. Al jugar en el Gigante no podrá salir de nuevo con una línea de cinco defensores. Eso marca que podría regresar el volante creativo Joel López Pissano por el ex Vélez para implementar así una estrategia más ambiciosa.

   El arranque en la Copa de la Liga Profesional fue esperanzador. Por lo tanto, haber tropezado feo ante el millonario en cancha de Independiente no debe apichonar la ilusión del pueblo auriazul.

   Es cierto que el Kily González tendrá que reajustar la defensa por enésima vez en los últimos días. Parece ser que los bancos de prueba no vienen dando los resultados esperados en torno al funcionamiento. Ni hablar en materia de sincronización.

   Lo saludable es que el entrenador canalla tendrá una nueva oportunidad de repasar conceptos y bajar líneas claras en pos de empezar a ofrecer seguridad en el fondo para no seguir devaluando.

   La baja obligada de Joaquín Laso por la expulsión sufrida ante River, tras un error garrafal del arquero Ayala, forzará al DT a hacer de antemano un cambio para la velada que se viene.

   La cita ante el sorprendente puntero Banfield será el viernes 13 a las 19 en el Gigante de Arroyito. Será la excusa perfecta para que Central exhiba un plan estratégico más punzante en relación a la derrota ante el millonario.

   La lógica marca que el Kily debería volver a implementar cuatro piezas en la retaguardia. Fernando Torrent y Lautaro Blanco se encargarían de cubrir una vez más los laterales. Mientras que la zaga central seguiría estando compuesta por los experimentados Diego Novaretti y Jonathan Bottinelli.

   El juvenil de la casa Facundo Almada está apto para jugar. Aunque por el momento parece no cuajar en los planes de Cristian González, pese a los errores que vienen exhibiendo los demás zagueros. Sobre todo en los casos de Bottinelli y Laso.

   El medio sería retocado. Como Joaquín Laso no jugará y además el canalla será local, todo marca que la zona de volantes debería ser más ambiciosa frente al Taladro. Rodrigo Villagra tiene un lugar asegurado, al menos en la previa, pese a que salió ante River por una sobrecarga muscular de los gemelos tras haber realizado un gran desgaste físico.

   Resta saber cómo aparecerá hoy Emmanuel Ojeda en la práctica. El juvenil dejó la cancha por un fuerte golpe ocasionado por el uruguayo Nicolás de la Cruz (ver aparte).

   Mientras que Joel López Pissano tiene todos los boletos para recuperar el puesto. El Zurdo le aporta juego y claridad al equipo cuando es momento de atacar. Y cuando se asocia junto al hábil capitán Emiliano Vecchio le inyectan un juego claro a Central. En tanto, arriba seguirían forjando la dupla el pibito Luciano Ferreyra y Lucas Gamba.

   El panorama es claro. El Kily González sabe que deberá repasar varios conceptos y pulir muchos detalles de cara a la brava cita contra Banfield, por la tercera fecha. Dependerá del propio entrenador saber resolver el problema que tiene frente a sus narices.

Lo de Ojeda solo fue un golpe

Cuando Emmanuel Ojeda salió de la cancha de Independiente por una fuerte infracción de Nicolás de la Cruz se presagió que era más que un simple golpe en los gemelos. Sobre todo por los gestos que exhibió el volante mientras iba rumbo al banco de suplentes. Sin embargo, el juvenil, según informaron desde el club, está mejor y no debería tener inconvenientes para entrenar con normalidad desde este lunes. El plantel se reencontrará en el country de Arroyo Seco para empezar a preparar el partido del viernes próximo contra el puntero e invicto Banfield (ganó los dos partidos). Restará luego saber si algún soldado de la tropa canalla aparecerá con alguna nana. Aunque todo marca que el entrenador auriazul tendrá a todos a disposición para ponerlos bien a punto de cara a la tercera fecha de la Copa de la Liga Profesional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS