Central

Central corrió mucho más de lo que jugó

El equipo auriazul no impuso condiciones. Fue mérito de San Lorenzo y también decisión canalla.

Domingo 18 de Agosto de 2019

Central eligió qué partido jugar. Lejos del protagonismo y la intención de manejar el juego como suele predicarse en la previa, en esta ocasión hubo un comportamiento que fue a contramano de esos dichos. Y no es que se metió en ese sendero después del gol de Claudio Riaño, sino que desde el primer minuto el conjunto canalla le dio terreno y pelota a San Lorenzo. Fue por eso que los goles parecieron aislados, fuera de contexto para el partido que se estaba dando, lo que no invalida en absoluto el mérito de la efectividad.

Esa postura de replegarse más que atacar hizo que San Lorenzo no sólo le manejara la pelota, sino que llevó a Central a ubicar fichas donde su técnico seguramente no quería verlas. Ciro Rius por la derecha fue una especie de marcador de punta, junto a Molina, quien más de una vez tuvo que correrse al centro de la cancha siguiendo a Fértoli o Ciro tenía que bajar demasiado por su sector para seguir a Bruno Pittón. Y lo mismo ocurrió por la izquierda, sector en el que Diego Zabala seguía más a Salazar que lo que lo complicaba pelota al pie.

Todo eso pareció mérito de San Lorenzo, pero también estrategia por el lado de Central, arriesgada por cierto. A tal punto que se podía ver a Fabricio Coloccini o el propio Senesi (ambos marcadores centrales) armando juego en la zona de tres cuartos.

Un dato: por fuera de los dos goles del tiempo inicial, el primer remate de Central al arco fue de Lovera, a los 9 minutos del complemento, y Nicolás Navarro la envió al córner.

¿A qué llevó ese comportamiento colectivo? A que justamente Lovera y Riaño quedaran desconectados de los volantes con más intención de llegada. Es más, el formoseño quedó preso de un despliegue fuera de lo normal, teniendo que retroceder por el centro más de la cuenta.

Así y todo, el juvenil canalla demostró que es de los pocos jugadores de los que se puede esperar algo distinto. Lo demuestra en cada arranque, aunque la mayoría de las veces no termine bien la jugada o decida distinto a lo que pide la jugada.

Central hizo el partido que creyó conveniente pero estuvo lejos de imponer condiciones contra San Lorenzo. Casi siempre corrió detrás del partido en lugar de jugarlo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario