Central

Cabezas apareció en la primera prueba pensando en Brasil

Chamot ya puso en cancha un equipo pensando en San Pablo y la reaparición del colombiano, que viene de una lesión, es uno de.

Lunes 07 de Mayo de 2018

Pequeña tarea tiene José Antonio Chamot por delante para intentar que el equipo cambie su postura futbolística, se ponga a tono con el desafío que está por afrontar y se muestre decididamente competitivo. Tan urgido está el DT que ayer mismo, a horas nomás de la tremenda caída en Sarandí, ya puso en cancha once jugadores, que lejos están de ser confirmados, mucho más por la postura del Flaco de no dar a conocer el más mínimo detalle, como si eso tuviera alguna incidencia directa en el juego o en el resultado mismo. Se trató apenas de una prueba, en el marco de un trabajo táctico, pero en el que aparecieron ya algunos indicadores. La presencia de Marco Ruben como único punta, la aparición de Oscar Cabezas en el fondo y el aporte de Néstor Ortigoza en el medio son algunos de ellos. Lo que sí ya tiene confirmado Chamot es que no podrá contar con Fernando Tobio, quien ayer fue descartado antes de realizarle los estudios correspondientes (ver aparte).

Seis futbolistas (Ledesma, Ferrari, Martínez, Parot, Da Campo y Pereyra) que estuvieron desde el arranque en Sarandí participaron de ese trabajo táctico de ayer por la mañana en Arroyo Seco, donde Chamot empezó a darle forma a lo que tiene en mente.

La aparición de Cabezas no es un dato menor. El colombiano viene de un período de inactividad (el último partido fue frente a River), pero hace más de una semana que se está entrenando de manera normal. Desde el momento en que sufrió la lesión todos le apuntaron al choque contra San Pablo para la vuelta. Ahora, con la baja obligada de Tobio, se le abrió una chance más que clara.

Ayer el colombiano fue el acompañante de Mauricio Martínez en la zaga central, por supuesto por el sector izquierdo.

Lo que ocurrió ayer con los nombres que probó fue un cambio también en el esquema. Es que la apuesta primaria llegó con la conformación de un doble 5, del que formaron parte Gil y Ortigoza. El Gordo en un principio estaba pensado para jugar contra Arsenal, pero después Chamot cambió sobre la marcha y terminó sentado en el banco de suplentes, pero sin ingresar, cosa que sí hizo el Colo Gil (reemplazó al lesionado Tobio).

Hasta aquí el único partido de titular en el torneo de Ortigoza fue en la derrota ante Defensa y Justicia. Para esta ocasión seguramente Chamot debe considerar la experiencia del ex San Lorenzo.

A quien parecer abrírsele una oportunidad es a Camacho, otro que pintaba para jugar contra Arsenal y finalmente no estuvo ni siquiera entre los concentrados. El uruguayo podría hacer las veces de media punta, en caso por supuesto de que el equipo sea el que el Flaco paró ayer.

Y si de experiencia se trata, lo de Ruben es algo que tiene razón de ser. El mal momento del capitán canalla no parece ser motivo suficiente como para empañar lo que sería su titularidad en el Morumbí. Es la parada más brava que se juega el canalla en el semestre y Chamot intentará ir a lo seguro.

De igual forma, cabe el llamado de atención de lo que ocurrió la semana pasada, cuando el técnico probó una cosa el jueves y al día siguiente cambió prácticamente todo, aunque ahora la cosa pinta distinta, más teniendo en cuenta que la primera prueba llegó al día siguiente del partido en Sarandí, con la mayoría de los jugadores todavía cansados por ese encuentro.

Hoy Chamot tiene una nueva jornada de trabajo por delante y lo mismo ocurrirá mañana por la mañana en el predio de Palmeiras. Por lo pronto, rápidamente metió manos a la obra y paró un equipo con vistas al desafío del miércoles en el enorme Morumbí.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario