Ovación

Brian y el color del pecado

Brian Sarmiento se equivocó muy feo diciendo en la previa del clásico que no conocía a su colega Fernando Zampedri y además agrediendo a los periodistas rosarinos tratándolos en general de mala leche y que desconocen el juego, como también focalizándose en un colega de gran trayectoria como Miguel Angel Tessandori.

Jueves 14 de Diciembre de 2017

Brian Sarmiento se equivocó muy feo diciendo en la previa del clásico que no conocía a su colega Fernando Zampedri y además agrediendo a los periodistas rosarinos tratándolos en general de mala leche y que desconocen el juego, como también focalizándose en un colega de gran trayectoria como Miguel Angel Tessandori. Es una lástima porque más allá de que ahora todos le caen encima tras la derrota rojinegra en el derby, se trata de un jugador que tiene condiciones futbolísticas para aportarle soluciones al equipo de Juan Manuel Llop. El gran tema es que Brian debería focalizarse en jugar a la pelota y en rendir adentro de la cancha. Porque todo lo que declara en cuanto a lo que siente por Newell's, que sin dudas es genuino, termina cayendo en saco roto si luego las cosas no le salen en los partidos. El actual diez leproso camina por la cornisa en el consenso con los hinchas del Parque porque hasta acá tuvo más repercusión con sus dichos que con la pelota en los pies. Y eso luego lo termina condenando. Y lo que no se puede soslayar, más allá de los excesos discursivos que genera el propio Sarmiento, es que desde muchos sectores lo cuestionan por esa maldita discriminación social que todavía persiste y que lamentablemente juzga de antemano a las personas por su origen humilde y su color de piel. Está claro que Brian se equivocó feo. Pero lo que hay que asumir es que si el pibe fuese "rubio y de ojos celestes" recibiría menos críticas. Otro tema es si seguirá en Newell's.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario